María Caballero, Enrique Maya y Juanjo Echeverría
María Caballero, Enrique Maya y Juanjo Echeverría EUROPA PRESS

El grupo municipal de UPN en el Ayuntamiento de Pamplona ha presentado un recurso ante el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) en contra de la cesión "a dedo" del palacio Redín y Cruzat de la calle Mayor para el proyecto Plazara.

Así lo ha anunciado el portavoz regionalista en el Consistorio, Enrique Maya, en una rueda de prensa en la que también ha estado acompañado por los concejales María Caballero y Juanjo Echeverría.

Maya ha considerado que la adjudicación de este edificio por parte del Ayuntamiento de Pamplona se ha realizado "a dedo, saltándose los trámites establecidos por la legislación vigente".

Sobre este tema, María Caballero ha criticado que el Ayuntamiento de Pamplona "ha cedido el uso de un edificio municipal sin sujetarse al procedimiento establecido para la utilización de los bienes públicos, sin procedimiento alguno de hecho, sin concurrencia, sin publicidad y sin participación".

Ha explicado que UPN lleva un año pidiendo información sobre el proyecto Plazara y los responsables de su grupo motor "porque hemos visto pasar por ese grupo motor hasta el antiguo concejal de Participación Ciudadana, Alberto Labarga". En este sentido, ha indicado que en esta iniciativa "vemos caras muy conocidas de gente muy afín a miembros del equipo de gobierno municipal".

"Hay personas que tienen la llave de este edificio y que son las que van a poder decidir quiénes van a poder utilizar este edificio público sin ningún edificio, lo único que existe son unas normas de uso aprobadas por el alcalde", ha señalado. "No estamos diciendo que no se pueda ceder a colectivos un bien de dominio público sino que se tiene que hacer dentro de un marco legal para que se garanticen los principios de publicidad, concurrencia e igualdad que tiene que regir en la administración", ha remarcado.

Para Caballero, tanto la cesión de este inmueble como la del edificio Antzara de Mendillorri "lo tenían comprometido". De la misma manera, ha explicado que el concejal Manuel Millera ha definido la gestión de estos edificios como "casi autónoma o autónoma del todo" pero "al final los gastos corren a cuenta del Ayuntamiento y las actividades no tienen ningún control".

CRITICAS A LA PROLIFERACIÓN DE "CONTRATOS MENORES" EN PÍO XII

Por su parte, el concejal de UPN Juanjo Echeverría ha criticado los "vicios" del Ayuntamiento de Pamplona con la adjudicación de contratos menores de 6.000 euros más IVA "que están proliferando en el área de Movilidad".

Echeverría ha señalado que a la "factura fantasma de 7.200 euros por la participación de Pío XII" se suman ahora otras 12 facturas de menos de 6.000 euros "que permiten la adjudicación directa" por un valor total de 69.922 euros en pagos desde el mes de mayo de 2017. Facturas, ha explicado, correspondientes a "estudios de cruces" o a dos estudios de tráfico en Pío XII realizados el 28 de junio de 2017 y el 4 de enero de este año.

"Todo fraccionado para que al final la empresa que ha redactado el proyecto de ejecución definitivo haya cobrado la mitad de todos estos estudios previos", 38.500 euros, ha criticado el regionalista, que ha destacado que la empresa adjudicataria "ya hace todos esos estudios que previamente o simultáneamente se han estado pagando a un montón de empresas para sumar una cantidad que duplica los honorarios de los ingenieros".

"Se han gastado 112.000 euros y todavía no hemos movido una piedra", ha criticado Echeverría, que ha apuntado que estos trabajos "se podrían haber concentrado en una sola contrata y que podría haber costado muchísimo menos".

Consulta aquí más noticias de Navarra.