Sarah Jessica-Parker
Balayage, el hair counturing o las babylight, distintos tipos de degradado para cada estilo. GTRES

La eterna Carrie Bradshaw de Sexo en Nueva York ha recordado un momento crucial en su carrera: la vez que aprendió a defenderse en el set de rodaje. A Sarah Jessica Parker se la conocía por negarse a rodar escenas de desnudos y fue muy elocuente al respecto en una de sus primeras películas. 

"No sé si tenía confianza o si la gente me aconsejaba. Había mucha presión para que me quitara la ropa", relató la actriz de 52 años a la revista People, pero ella dijo, sollozando, que no, "no iba a desnudarme". "Mi agente me envió un coche y un billete de avión y me dijo 'si alguien te dice que hagas algo que no quieres hacer, no lo hagas'".

Parker echa la vista atrás ahora y recuerda aquel consejo precisamente por los casos de abusos que han salpicado la industria a lo largo de los últimos meses. "Veo lo que está pasando ahora y me doy cuenta de lo afortunada que fui al tener a alguien, en este caso a un hombre, que intervino".

La protagonista de la serie de HBO está también de actualidad por un rifirafe con Kim Cattrall, Samantha en Sexo en Nueva York. A pesar de que fueron compañeras de profesión durante seis años, su relación no era buena y nunca dudaron en admitirlo públicamente.Tampoco ahora. Cattrall tachó de hipócrita la actitud de Parker, quien le mandó el pésame por la muerte de su hermano vía redes sociales. "Tus continuos intentos de contactar son un doloroso recordatorio de lo cruel que fuiste antes y ahora. Deja que te lo deje MUY claro. No eres mi familia, no eres mi amiga", dijo entonces.

La respuesta de su amiga en la ficción, que no entiende el porqué de sus palabras, ha llegado poco después. "Tuvimos esta experiencia y fue increíble y nunca nada será así. Conectábamos con la audiencia y teníamos una conexión con la ciudad y el equipo, así que no quiero meterme en peleas". Sí admitió, no obstante, que las declaraciones de Cattral han sido "realmente hirientes".