Este jueves estaban convocadas por parte de CC.OO., UGT y ELA movilizaciones en todos los centros de Siemens Gamesa a nivel estatal para mostrar el rechazo al cierre de la planta de Miranda, donde se ha ofrecido a sus 134 trabajadores un plan de recolocaciones.

En la concentración que se ha realizado en Zamudio (Bizkaia) han participado alrededor de 200 trabajadores, de los que aproximadamente 80 trabajan en la citada planta y han ofrecido una rueda de prensa.

Según han explicado, con esta concentración quieren manifestar su "malestar y cabreo" por la decisión del grupo de cerrar esta planta, que, a su juicio, tiene viabilidad. Por ello, han pedido a la dirección de la empresa que reconvierta esta fábrica y que se mantenga el empleo. Sus trabajadores han señalado que hay capacidad para "reinventarse" y la planta podría hacer cualquier otro producto del grupo.

Según han explicado, su intención es seguir con las movilizaciones y recurriendo a todas las instancias hasta lograr la "reversión" de esta medida. "Queremos agotar todas las vías posibles para mantener el empleo y un empleo de calidad en Miranda", han añadido. Por ello, han vuelto a rechazar el cierre y han asegurado que las recolocaciones que ofrece el grupo es una "cortina de humo" con la que pretende "justificar esta deslocalización".

Por su parte, el sindicato LAB ha denunciado la destrucción de empleo en Gamesa y ha mostrado su solidaridad con los trabajadores de la planta de Miranda participando en la concentración. Además, esta central sindical se ha concentrado en otras plantas vascas con un mensaje "claro y contundente". "En Gamesa no sobra nadie, ni en Miranda de Ebro ni en ninguna otra planta", ha añadido.

LAB ha indicado que es hora de que todos los sindicatos defiendan,

de manera "rotunda y contundente" el empleo y unas condiciones "dignas" en Gamesa. En este sentido, ha reclamado un "plan industrial serio" para la empresa en su conjunto y mantener "una postura radical" de defensa de todos los puestos de trabajo.

"La manera más eficaz de ayudar a los compañeros de Miranda es no aprobar EREs a la dirección de Gamesa", ha manifestado. Asimismo, ha rechazado el plan estratégico presentado este jueves por la empresa y que se resume en "ahorrar dinero a base de despedir a 6.000 trabajadores para repartirse sus accionistas en dividendos". "El plan estratégico es la cara más salvaje del neoliberalismo", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.