Ibán García del Blanco, secretario de Cultura y Deportes de la Ejecutiva federal del PSOE.
Ibán García del Blanco, secretario de Cultura y Deportes de la Ejecutiva federal del PSOE. PSOE

El PSOE registrará en la mañana de este jueves en el Congreso una proposición no de ley donde reclama al Gobierno que limite el incremento sobre el precio original que se puede aplicar a las entradas que se revenden en internet. En la iniciativa, los socialistas plantean además que se regule la compra masiva de entradas mediante bots para evitar la especulación, y piden un sistema de identificación digital de los pases para controlar aforos y evitar fraudes.

En palabras del secretario de Cultura y Deportes de la Ejecutiva federal del PSOE, Ibán García del Blanco, en la actualidad la "burbuja" de la reventa es tal que "los beneficios ni siquiera van a los promotores, sino directamente a especuladores que están radicados quién sabe dónde, y aunque es una competencia de las comunidades autónomas, no vale solo con eso. Es un problema real que afecta a los consumidores y también a los artistas".

El ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, desveló este miércoles en el Congreso que Interior realizó una investigación por presunta estafa en la reventa de entradas para el concierto de U2, y dijo estar trabajando en un pacto con las comunidades autónomas para regular el actual vacío legal en la reventa. Hace unos días, Google anunció que desde marzo obligará a los portales de reventa que operen a través de su buscador a indicar el precio original junto al importe por el que ofertan entradas de reventa.

"Creo que es una manera muy eficaz de evitar este tipo de prácticas que son abusivas, que van en contra de la volutnad de la gente que quiere ir a un concierto y que encarece algo que es el patrimonio de todos, que es nuestra cultura, el alma de la nación", comentó al respecto de esa decisión Méndez de Vigo durante la sesión de control al Gobierno en la Cámara Baja.

Bono cultural y rebajas en el IRPF

Por lo demás, el socialista García del Blanco también avanzó este miércoles que el PSOE propondrá en sus presupuestos alternativos para 2018 la creación de un bono cultural que estaría dotado con entre 150 y 200 millones de euros al año. El bono se compraría a un determinado precio y, después, permitiría comprar productos culturales por un importe superior. El primer año la bonificación sería de 60 euros, y progresivamente se alcanzarían los 100. Es decir, que si el bono costase 30 euros, después serviría para comprar libros, música o entradas por valor de 90 euros.

Los beneficiarios de esta medida serían, en primer lugar, los menores de 24 años. Los parados, menores de edad, personas con algún tipo de discapacidad y los mayores de 65 aos, además, tendrían una bonificación adicional. El bono se podría emplear en compras en todos aquellos establecimientos y centros culturales públicos y privados que se adhirieran al programa. En palabras de García del Blanco, se trataría de un verdadero "plan Marshall" cultural para "estimular la demanda".

Por último, el PSOE quiere que cualquier ciudadano pueda desgravarse en el IRPF gastos culturales como entradas de teatro, danza, música en vivo o cine por valor de hasta 50 euros anuales, o por un importe superior en caso de tener hijos a su cargo.