El concejal del ramo, Javier García, ha destacado la importancia de garantizar que las palmeras y la masa arbórea en general "tengan el mejor estado". La segunda fase se iniciará en 50 días y se tratará a otro medio millar palmeras para prevenir y actuar sobre algunos focos del picudo rojo.

García ha especificado que "se va a actuar sobre todo en el tallo y la copa de la palmera tanto con insecticida como con un tratamiento biosanitario que se inyecta directamente". Además, se van a realizar otras campañas concretas sobre la procesionaria de los pinos, la cochinilla o los pulgones "que están afectando a varios ejemplares".

Ha avanzado que también se va a utilizar un método biológico mediante la suelta de una serie de insectos depredadores que puedan actuar contra estas plagas "reduciendo de este modo los productos químicos que se depositan en el medio ambiente".

El edil ha señalado que esta actuación se está realizando con un contrato menor inicial de 15.000 euros y ha avanzado que ya se está licitando un contrato de 165.000 euros "para ofrecer el mejor tratamiento fitosanitario a los ejemplares del término municipal".

Por último, ha criticado que en los dos últimos años el anterior equipo de gobierno "no realizó ninguna inversión en este ámbito y propició que estas plagas se propagaran".

Consulta aquí más noticias de Málaga.