Terraza, bar, turismo, turistas, cerveza, establecimiento, restaurante, tapas
Terraza, bar, turismo, turistas, cerveza, establecimiento, restaurante, tapas EUROPA PRESS

De esta manera se pretende abrir un debate, para lo cual se convocará una mesa conjunta que reunirá a vecinos, hosteleros y grupos políticos con el fin de alcanzar el máximo consenso posible sobre medidas concretas, zonas y calendarios de aplicación, según ha indicado el concejal de Sostenibilidad Ambiental, Raúl Jiménez.

Esta decisión se produce después de la finalización del plazo para la presentación de enmiendas por parte de los grupos de la oposición, previo a su aprobación inicial en la Comisión de Medio Ambiente y Sostenibilidad, y en el pleno del mes de febrero y en el que no se han presentado propuestas concretas para la modificación de las medidas de protección recogidas por el documento.

Jiménez ha explicado que el objetivo de esta nueva fase es lograr "el mayor consenso posible, trabajando con los colectivos y las asociaciones implicadas". "La idea es crear, aunque ya lo dice la regulación de las zonas acústicamente saturadas, una mesa transversal en donde participen todos los implicados, asociaciones de comerciantes, de vecinos y áreas municipales y también los grupos políticos", ha agregado.

"Queremos una gran reunión en la que todos estemos presentes y en la que se hagan propuestas concretas", ha dicho, al tiempo que ha incidido en que las enmiendas recibidas, que sólo han sido de los grupos municipales Málaga Ahora y Málaga Para la Gente, "no han concretado".

A juicio del concejal, la declaración de estas zonas "es una decisión de calado, en la que todos los implicados deben decir algo". Por esta circunstancia, el Área de Sostenibilidad aplazará un mes la presentación de la propuesta a la Comisión de pleno, "lo que permitirá al mismo tiempo obtener un informe de la Secretaría General del Ayuntamiento para resolver las dudas que han planteado algunos colectivos sobre el procedimiento".

"Queremos tener

la máxima transparencia y toda la información posible antes de la tramitación", ha indicado Jiménez, quien ha insistido en la necesidad de abordar el problema del ruido en el centro y Teatinos, "medida que ha sido demandada al Ayuntamiento de Málaga por el Defensor del Pueblo Andaluz, porque se dan las condiciones para la declaración".

Se quiere de esta manera lograr el equilibrio a la hora de solucionar un problema: "Para eso necesitamos la implicación de todos; gobernar entre todos porque es lo que siempre hemos pedido y lo que decidieron los malagueños en las últimas elecciones, que no hubiese mayoría absoluta y por lo tanto todos los que tenemos representación municipal tenemos ahora que sentarnos, estudiar y decidir".

Consulta aquí más noticias de Málaga.