Catalá
El ministro de Justicia, Rafael Catalá. Emililo Naranjo / EFE

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este lunes sobre las posibles revelaciones del exconsejero madrileño Francisco Granados ante la Audiencia Nacional que la información que pueda dar una persona inculpando a otra dentro de su legítima estrategia de defensa "hay que probarla y acreditarla".

En declaraciones en Telecinco, Catalá ha recordado que cualquier persona que está inmersa en un proceso penal puede intentar "minimizar" su condena colaborando con la justicia.

"Que alguien pretenda inculpar a alguien hay que probarlo", ha reiterado el titular de Justicia convencido de que si no se demuestra lo que se dice se trata "de un titular de prensa más que de una información jurídica importante".

Con todo, en opinión de Catalá, los asuntos que están siendo juzgados ahora, como Gürtel o Púnica, generan un descrédito "más del que quisiéramos y deseamos que se acabaran cuanto antes", aunque son temas "del pasado", de hace quince años.

"Esas personas están fuera del PP, son hechos del pasado", ha reiterado Catalá antes de apostillar: "Unos cuantos sinvergüenzas no pueden manchar el nombre del PP". En este sentido, el titular de Justicia ha defendido las reformas planteadas por el Gobierno para agilizar la justicia y evitar, ha añadido, que "hoy estemos pagando en términos de prestigio asuntos de hace tantos años".