Soraya Sáenz de Santamaría
Soraya Sáenz de Santamaría, durante la entrevista con '20minutos'. JORGE PARÍS

La Vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha respondido en su entrevista en 20minutos a cuestiones de primer orden para el Gobierno, como el estado de la aprobación de los Presupuestos, la crisis catalana y el debate sobre la prisión permanente revisable.

Pero la número 2 del Gobierno de Rajoy también ha querido responder a cuestiones más personales, que muestran la cara más personal y política de Sáenz de Santamaría.

Con los machismos, ¿cómo reacciona?
Se me ve en la cara...

¿Y qué no se le ve en la cara?
Tengo esa desgracia: todo lo que pienso me sale. Pero si además tienes que decirle a alguien «grosero», pues se lo dices.

¿Lo ha hecho?
Sí, he tenido que poner a gente en su sitio.

¿Ha sido acosada?
Yo no, nunca. Lo habría denunciado.

¿Cómo construimos una sociedad menos machista?
Observo que nuestras adolescentes toleran, entre comillas, ciertas actitudes de sus compañeros varones que nosotras no hemos tolerado jamás. Nuestra generación nunca... No. Y la violencia entre adolescentes nos la tomamos muy en serio. Necesitamos mucha colaboración, sobre todo de programas de televisión y series, que es donde se enganchan nuestros chavales. Y luego hay micromachismos diarios.

¿Hay de verdad micromachismos? ¿O son todo machismos?
Son machismos, sí. Tics.

¿Cuál le molesta especialmente?
Yo he padecido bastantes machismos. Como todas. Me quitan el apellido, y dicen: vicepresidenta Soraya. Con que me llamen vicepresidenta ya está: si solo hay una. Si te llaman por el nombre, tu responsabilidad no es tanta. Los éxitos de las mujeres se minimizan y los fracasos se amplían.

Volviendo a la reforma de la educación, ¿dónde queda la educación emocional?, ¿no hay que poner ahí el acento?
Indudablemente. Solo formando en valores a los ciudadanos más jóvenes, que son nuestros hijos, lograremos que determinadas cuestiones podamos prevenirlas y no atajarlas después. Estoy hablando de educación en valores y respeto.

Entre hombres y mujeres...
Respeto entre hombres y mujeres, igualdad y educación en buenos hábitos. En la estrategia nacional de adicciones que hemos presentado, el Gobierno está muy preocupado por la adicción de la gente más joven a internet y la adicción adolescente al juego online.

Es que es grave...
Sí, es una tarea que tenemos que hacer los padres, el Gobierno, los educadores..., pero sobre todo el Gobierno.

¿Presta usted en este asunto especial cuidado en su casa?
Sí. Sí, porque además los niños son como máquinas, tienen una intuición tecnológica enorme. Mi hijo no sabía contar y sí sabía desbloquear mi móvil. Y tenía dos años. Tienes que enseñarles a que se protejan a sí mismos. No puedes estar las 14 horas encima. Tienes que acotarles mucho el tiempo. Un 10% de adolescentes han jugado online con dinero...

¿Es lo que más le preocupa como madre?
Los niños se enfrentan a un mundo muy diferente al que nosotros hemos vivido y no sé si estamos todos preparados para el cambio que supone. Tienen una vida virtual que les lleva a perderse muchas cosas de la otra. Yo creo que hemos hecho el salto tecnológico sin haber hecho el salto mental que tiene que acompañar a ese salto para protegerte a ti mismo. Se admiten en internet conductas que no admitimos analógicamente, porque analógicamente todos tenemos una mayor conciencia de nuestros derechos. Analógicamente nuestra intimidad está mucho más protegida.

Si no dependiese de una mayoría absoluta y usted pudiese aprobar directamente una ley, ¿cuál elegiría?
La protección de menores en internet. Pero no valdría con una ley a nivel nacional, tenemos que plantear un gran debate global.

Baltasar Garzón ha comentado que le habían hecho 50 escraches y que le parecía bien, ¿a usted?
Yo tuve un escrache en mi casa y a hablar no venían. Luego a alguno lo veo sentado en el Congreso. Las casas son terreno familiar y personal. Si quieren manifestarse que vengan a Moncloa, eso me parece perfecto. Pero ir a un domicilio donde hay una persona mayor y un niño...

Si de niña le hubieran puesto una foto con quién es ahora, ¿se lo habría creído?
En absoluto. No, si yo me inclinaba por las ciencias, y mira dónde he acabado.

¿Qué libro está leyendo ahora?
Uno que habla de una posible vida alienígena:_Otras mentes (Peter Godfrey-Smith).

¿Su novela favorita?
La montaña mágica (Thomas Mann).

¿Le gusta la ciencia ficción?
No, la verdad es que no. Si es que yo vivo de esto, vivo de la ciencia ficción