En cuanto a las solicitudes, en 2016 se han presentado 1.040 y en 2017 han aumentado un 12,21 por ciento, al situarse en un total de 1.167, según datos proporcionados por la Dirección General de Igualdad y Familias. En lo relativo a las cancelaciones, este pasado año se realizaron 378, un 4,42 por ciento más que en 2016, cuando se realizaron 362.

"A lo largo de 2017 se han realizado diversas mejoras en el procedimiento de solicitud de inscripción para facilitar a las parejas el proceso de inscripción en el mismo", ha explicado la Directora General de Igualdad y Familias, Teresa Sevillano. Además, a partir de febrero, y previa autorización de las parejas solicitantes, las funcionarias encargadas del Registro podrán consultar al Instituto Nacional de Estadística para obtener el certificado de empadronamiento de las personas interesadas y de este modo evitarles esa gestión.

Al Registro de Parejas estables no casadas del Gobierno de Aragón pueden acceder las parejas solteras, mayores de edad y con vecindad administrativa aragonesa que lleven conviviendo más de dos años o que manifiesten su voluntad de constituirse en pareja estable no casada mediante escritura notarial. Con la inscripción se les aplicarán los derechos y obligaciones establecidos para los cónyuges en la normativa aragonesa de Derecho Público, salvo aquellas de carácter tributario.

Desde la creación del Registro en 1999, más de 11.600 parejas han solicitado su inscripción en el Registro.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.