La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 12 años y medio y a cuatro años y medio de prisión a Sergio Manuel Gómez y Jaycer Ventura Jiménez, respectivamente, por asesinar el 1 de mayo de 2006 al ecuatoriano Hugo Emiliano Guallichico en Lavapiés, a raíz de una discusión que se originó por el control de una cancha de baloncesto.

En la sentencia, se considera a Sergio Manuel autor de un delito de homicidio con la agravante de abuso de superioridad -- por el uso de un arma blanca de al menos 13 centímetros--, mientras que a Jaycer le condenan por un delito de lesiones agravadas. Además, los magistrados les absuelven del delito de asociación ilícita del que habían sido acusados por su supuesta pertenencia a la banda latina Dominican Don't Play (DDP).

Han sido absueltos de pertenencia a la banda urbana Dominican Don't Play

Aunque la Fiscalía de Madrid le imputó este tipo penal, en la última sesión del juicio decidió retirar esta acusación al no haber pruebas suficientes para demostrar esta circunstancia. No obstante, un agente de la Brigada de Información especializada en bandas latinas que compareció en la vista oral certificó al tribunal que Sergio Manuel estaba fichado desde noviembre de 2005 como miembro activo de esta banda violenta.

"No consta acreditado que los dos acusados fueran miembros activos de la banda urbana conocida como Dominican Don't Play ni que el objeto social de este grupo sea la comisión de delitos ni el fomento de la violencia contra nacionales ecuatorianos", señala la sentencia.

En cuanto a la responsabilidad civil, el autor material del homicidio de Hugo Emiliano, de 20 años, deberá indemnizar con 109.144,97 euros a los padres del fallecido. Por su parte, Jaycer tendrá que pagarles 882 euros.