Pitada al himno de España
Jose Ignacio Wert, Artur Mas, el rey Felipe y Ángel María Villar, en el momento de la sonora pitada al himno español durante la final de la Copa del Rey entre el Athletic Club y el FC Barcelona. GTRES

El Parlamento holandés debatió el 8 de febrero una propuesta legislativa del diputado Kees Verhoeven, del partido Demócratas 66 (liberales de izquierda, 19 de 150 escaños), que pretende eliminar del Código Penal, por caducos, los delitos de injurias al rey y a otras personas e instituciones (entre ellos, la propia familia del monarca y jefes de Estado de países amigos).
 
La iniciativa ha resultado más polémica de lo previsto, ya que si bien fue acogida con cierto entusiasmo cuando se presentó en 2016, ahora ha dividido a la Cámara. De hecho, hasta el primer ministro del país, Mark Rutte, del Partido Popular por la Libertad y la Democracia o VVD (liberales, 33 escaños), ha dejado claras, por si acaso y en público, sus dudas al respecto.

Su grupo, de hecho, adoptó durante el debate una posición "intermedia", según ha informado el Parlamento. Cree que si se elimina del todo la norma el monarca quedará en desventaja respecto a otras figuras públicas.

Los grupos SGP (Calvinistas), CU (cristianos) y CDA (demócrata-cristianos) se han pronunciado en contra al considerar que el respeto al rey sigue siendo una cuestión importante, aunque su rol hoy día sea distinto; SP (socialistas) y GroenLinks (izquierda verde) están a favor; también PVV (extrema derecha) y PvdA (Socialdemócratas), aunque esperan una reforma menos abrupta. Aún no hay fecha concreta para la votación.

La de los Países Bajos es una monarquía constitucional. Para Verhoeven, el asunto afecta directamente a la libertad de expresión, y no cree, además, que el monarca Guillermo Alejandro deba ser tratado de manera diferente a los ciudadanos de a pie en cuanto a juzgar insultos contra él se refiere; la ley vigente data de 1881 y prevé, en sus términos más duros, hasta cinco años de prisión o multa de 20.000 euros.

El Código Penal español

En nuestro país también existe un delito de injurias al rey. Está dentro del apartado Delitos contra la Corona (en el título XXI, Delitos contra la Constitución) del Código Penal, en los artículos 490 y 491; de hecho, afecta a más personas que al monarca, como ocurre en Países Bajos.

Cualquiera que calumnie o injurie al rey (hoy Felipe VI), a sus ascendientes o descendientes (los reyes eméritos y la infanta Sofía), a la reina consorte (Letizia) —o, en su caso, al consorte de la reina—, al regente o al príncipe o princesa de Asturias (princesa Leonor), "en el ejercicio de sus funciones o con motivo u ocasión de éstas", estaría cometiendo un delito, según el texto.

Penas: si las calumnias e injurias son "graves", de seis meses a dos años de cárcel; si no lo son, multa de 6 a 12 meses.

Además: multa de 4 a 20 meses si esas calumnias e injurias se realizan "fuera de los supuestos" comentados. Y otra multa de 6 a 24 meses si se utiliza una imagen de dichos miembros de la familia real (que no familia del rey) para "dañar el prestigio de la Corona".

Condenas y actuaciones de la Fiscalía

Según datos del Registro Central de Penados publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre 2007 y 2016 (últimos datos disponibles) un total de 29 adultos fueron condenados en sentencia firme en España por delitos contra la Corona (no se especifican cuáles).

La Fiscalía incoó seis diligencias de investigación por injurias contra la Corona en 2016; tres de ellas fueron archivadas. Según dice en su memoria anual el Ministerio Público, en los últimos años se han investigado, sobre todo, "la quema de fotografías de los reyes de España y otros comportamientos injuriosos" susceptibles de ser delito.

Algunos casos muy recientes

A principios de febrero, el rapero Hasel se sentó en el banquillo en la Audiencia Nacional acusado de alabar a grupos terroristas e insultar a la Corona y a los Cuerpos de Seguridad en Twitter y en YouTube (el Código Penal también incluye el delito de injurias a otras instituciones del Estado, el Congreso y los parlamentos autonómicos y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, entre otros).

Respecto a esto último, el fiscal pide para él una multa de 10.800 euros por calumnias e injurias contra la Corona y otros 40.500 euros por injurias y calumnias contra las instituciones del Estado. Otro rapero, Valtonyc, ha visto confirmada por el Tribunal Supremo su condena a tres años y medio por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.

El pasado 11 de enero, agentes de la Policía Nacional detuvieron en Madrid a un hombre de 53 años por verter, presuntamente, injurias y calumnias en Twitter y en Youtube contra la Corona y contra el fallecido fiscal general de Estado José Manuel Maza. Unos días más tarde, un hombre fue condenado en la Audiencia Nacional a pagar una multa de 900 euros por insultar al rey Juan Carlos en Facebook.

El pasado diciembre, el presidente de la entidad Catalunya Acció, Santiago Espot, fue condenado a pagar una multa de 7.200 euros por publicar en Facebook un manifiesto en el que proponía  una pitada al himno de España y al rey en la final de la Copa del Rey de fútbol. No todo son condenas: en septiembre de 2017, el juez Ismael Moreno archivó una causa contra dos jóvenes "al no poder determinar" quién aparecía en una fotografía quemada en la Diada de Mallorca en 2016.

Los intentos por cambiar la ley

En España también se ha tratado de cambiar la redacción del Código Penal para eliminar las injurias contra la Corona.
 
En los últimos años diez años lo han intentado, con ahínco, los grupos de ERC e Izquierda Plural, y casi siempre después de algún episodio relevante, por ejemplo, la quema de fotos del rey en Girona en 2007 o la sentencia en 2011 del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo que obligó a España a indemnizar a Arnaldo Otegi —con 23.000 euros— por haber sido condenado en el Supremo a un año de prisión tras haber llamado al rey Juan Carlos  "jefe de los torturadores".

Ninguna de las iniciativas ha tenido recorrido. La última intentona tuvo lugar en 2016, pero la comisión de Justicia del Congreso rechazó, con los votos de PP, el PSOE y Ciudadanos, una proposición no de ley de ERC apoyada, principalmente, por Unidos Podemos; en ocasiones anteriores sí se presentaron proposiciones de ley.

ERC apostó, asimismo y sin éxito, por enmendar en 2010 la reforma del Código Penal; dentro de sus demandas tradicionales ha estado siempre incluido el artículo 543, el que se refiere a "los ultrajes a España" y que prevé multas de 7 a 12 meses para quien ofenda o ultraje a España, a sus Comunidades o sus símbolos o emblemas "con publicidad".

El artículo 573

La reforma del Código Penal de 2015 que modificó los delitos de terrorismo incluyó la comisión de "cualquier delito grave" contra la Corona si el objetivo es subvertir el orden constitucional, obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse, alterar gravemente la paz pública o provocar un estado de terror en la población, entre otros. Esta redacción, abierta a interpretaciones jurídicas, provocó una importante reacción mediática.

Sin posibilidad de indulto

El Partido Popular ha propuesto en el Congreso que los condenados por delitos contra la Corona no puedan ser indultados. Lo ha hecho con una enmienda a la proposición de ley del PSOE para modificar la Ley de indultos. En su lista ha incluido también los delitos de rebelión, sedición y traición y los de homicidio doloso, terrorismo, genocidio y delitos de lesa humanidad.

* Este artículo, publicado originalmente el 9 de febrero, se ha actualizado con la confirmación de la condena al rapero Valtonyc.