Amaia Romero es de esas personas que caen inmediatamente bien. Que la apoden 'Amaia de España' le hace "gracia e ilusión", pero no se deja seducir por ese título compartido con otra persona humilde y espontánea que sedujo a todo el país, Rosa López, la primera ganadora de Operación Triunfo. Con Amaia la historia se repite. Se ha hecho con todo lo que se podía ganar: el pase a Eurovisión, el apoyo masivo y los 100.000 euros del premio del concurso de talentos de La 1.

Esa ha sido quizá la clave para el éxito del formato, ahora en la televisión pública de nuevo: el talento. Y que los concursantes son "educados y sensatos, con la cabeza bien amueblada", e "inocentes y naturales", en palabras del director de Operación Triunfo: Tinet Rubira. Casi cuatro millones de personas (3.925.000) y un 30,8% de la audiencia vio a Amaia Romero ganar OT. Apenas unas horas después de que Roberto Leal pronunciara su nombre como ganadora, atiende a 20minutos.es.

Hace cinco años te entrevisté, cuando eras una mocosilla y entonces te pregunté si la tele era como la habías imaginado. ¿Era OT como habías imaginado?
Es que no me había imaginado nada, simplemente iba a ver qué me esperaba. Obviamenteme había imaginado que iba a ser algo súper bueno y súper guay, pero no ésto, ha sido increíble.

De ti se han dicho muchas cosas, ¿Qué puedes decir tu? ¿Cómo es Amaia?
Soy una persona muy impulsiva, que pienso después de hablar. Ahora estoy intentando no hacerlo. Soy natural... una buena persona yo creo (risas).

¿Por qué pasas olímpicamente de Instagram?
Tampoco es que pase olímpicamente, me gusta Instagram y antes de venir a este concurso tenía una cuenta que era Amaia.rom y la usaba de vez en cuando. Nunca he estado super atenta, pero la usaba.

¿Y qué ha pasado en OT?
No me salía coger el móvil y hacerlo, estaba siempre pendiente de otra cosa. Aparte de que nunca sabía dónde estaba el móvil.

No sé si has reparado en que has ganado 100.000 euros, ¿has pensado en hacer algo inmediato con ese dinero?
No lo he pensado, yo me fío de mis padres y se lo voy a dar a ellos a ver qué hacen porque yo puedo ponerme a descontrolar mucho.

Si ves que se van al caribe sospecha...
(Risas) No, hombre, no. Yo voy a hacer lo que ellos me digan porque en el tema del dinero no tengo mucha idea.

Hablemos de Alfred, ¿habéis hecho algún plan para fuera de la Academia?
Bueno, Eurovisión.

Un plan como otro cualquiera...
Nos vamos a centrar mucho en Eurovisión y en las giras. Vamos a trabajar los dos en Eurovisión y además juntos, que es algo que me encanta. No hemos planeado otra cosa. A ver qué depara el futuro.

¿Cómo os consideráis Alfred y tu?
 O sea, que si somos novios... creo que es algo que no hemos ocultado, es evidente. No nos hemos puesto una etiqueta en plan "somos novios". Nos queremos mucho, tenemos una muy buena relación y yo estoy muy contentan con él. Es evidente... lo que veis es lo que es.

Bisbal empezó en OT y ahora vive en Miami... ¿te ves siguiendo sus pasos?
Miami... sería super guay. De momento me voy a dejar llevar, voy a trabajar muchísimo y no quiero tener ahora algo super claro sobre lo que quiero hacer porque no quiero cerrar puertas que podrían ser super guays. Quiero estar abierta a todo.

Sois un ejemplo para la juventud, habéis trabajado sin descanso durante tres meses y medio y con un examen cada semana, ¿es lo que hace falta para conseguir lo que quieres?
Hemos trabajado todos muchísimo y nos hemos sometido a mucha presión pero al final ha merecido la pena. Es verdad que al principio de este programa pensaba "bah, es cantar y ya está".  Me centraba un poco en saberme la canción y con eso era suficiente.

Pero no lo era...
He aprendido en este programa que no es suficiente. Requiere un trabajo interpretativo que cambia con cada canción y que también hay que trabajar vocalmente... he aprendido que hay que trabajar.

Mónica Naranjo te dijo hace años, en El número Uno que debías irte de aquel concurso, pero que volvieras pasados unos años y que entonces volarías. ¿Qué has hecho estos años para prepararte?
La verdad es que dejé un poco apartado este mundillo. Obviamente en mi casa cantaba por mi cuenta pero tampoco pensaba "dentro de unos años lo retomo". Simplemente surgió. Vi que estaba el casting y me acordé de lo que me había dicho y que ella podía estar de jurado y dije, "mira qué casualidad".

Te espera el caminar por la calle y que te paren cada pocos metros para un selfi, un autógrafo, un comentario... ¿preparada para esa vida?
Voy a intentar acostumbrarme y lo voy a vivir lo mejor que sepa. No creo que sea "ay, que agobio", porque a mi me hace muchísima ilusión cada vez que me dicen "mira, es Amaia". Lo viviré con ilusión.

Encuesta

¿Amaia es la justa ganadora de OT 2017?