Operación de la Policía Nacional contra la organización de Sito Miñanco
Operación de la Policía Nacional contra la organización de Sito Miñanco POLICÍA NACIONAL

La red que dirigía el narcotraficante gallego José Ramón Prado Bullago, conocido como 'Sito Miñanco', intentó introducir sin éxito en España más de 4.000 kilos de cocaína en dos operativos diferentes que fueron truncados por los investigadores que desde 2016 seguían su pista en el marco de la operación 'Mito', culminada este lunes con su detención en Algeciras (Cádiz).

De acuerdo con el relato de los hechos que realiza la magistrada de la Audiencia Nacional que dirige el operativo, Carmen Lamela, agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, apoyados por el Servicio de Vigilancia Aduanera, interceptaron en octubre del pasado año en el carguero Thoran 3.800 kilos de cocaína de la red liderada por este histórico narco.

Apenas un mes después, los investigadores se incautaron de otros 616 kilos más de droga en un contenedor en Holanda y de 63 kilos de marihuana en Alemania, según expone Lamela en el auto por el cual ordenó la detención del narco y de otros miembros de la organización dedicada principalmente a la importación y distribución de sustancias estupefacientes (especialmente cocaína) y al blanqueo de capitales.

Así, mientras algunos miembros de la red se encargaban exclusivamente de facilitar el dinero en 'b', un tercero utilizaba falsos créditos entre familiares para justificar la entrega de ese dinero en sus cuentas mientras que otro integrante utilizaba su empresa de seguridad para emitir facturas falsas. La red liderada por Sito Miñanco también recurrió a varios concesionarios de vehículos en Algeciras para introducir el dinero blanqueado, falseando facturas a nombre de terceros y usando testaferros para ello.

COMUNICACIONES ENCRIPTADAS

La banda empleó fuertes medidas de seguridad para evitar que la Policía Nacional y la Guardia Civil detectaran sus movimientos, que solían producirse en planeadora desde la Ría de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra), lugar utilizado como vía de salida de los astilleros de O Facho.

En ese sentido, vigilaban de cerca el helicóptero de Aduanas, tenían a su disposición un grupo de personas distribuidas por la costa para alertar sobre la presencia policial y además disponían de contactos en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que facilitaban información si se actuaba contra la red.

Además de estas medidas, el narco gallego decidió contratar servicios de especialistas que instalaron un sistema de comunicaciones en las lanchas y les suministraron teléfonos que permitían encriptar las comunicaciones, las cuales se efectuaban siempre con alias para evitar dar su verdadera identidad.

Sin embargo y pese a las medidas adoptadas, las grabaciones telefónicas y las pesquisas de los investigadores permitieron saber que el movimiento de dinero provenía directamente de las actividades del narcotráfico. En concreto, una de las escuchas realizadas permitió saber que una de las entregas de dinero a la trama era superior a los 1.800.000 euros.

El auto también relata cómo en febrero del pasado año se intervinieron, en el aeropuerto de Madrid Barajas, 889.470 euros cuando cinco de los investigados en la causa se disponían a viajar a Colombia con el dinero oculto en dobles fondos de mochilas.

OPERACIÓN MITO

La operación 'Mito' -bautizada así por la trascendencia de Sito Miñanco- supuso la desarticulación del histórico clan, que concluyó con la detención de más de 30 personas y se desarrolló en diversos puntos de España, entre ellos Andalucía, Galicia y Madrid. En la misma participaron agentes de los grupos 32 y 33 de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) y los Grupos de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (GRECO) de la Costa del Sol y de Galicia.

Además, dos agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía resultaron heridos al recibir varios impactos de bala cuando realizaban un registro en un domicilio de la localidad madrileña de Collado Mediano. Entre los detenidos se encuentran su 'lugarteniente' Ramiro Somoza y David Pérez Lago, hijastro de Laureano Oubiña, y su lugarteniente Enrique García Arango, detenido en Madrid junto con otras cinco personas.

Sito Miñanco, que tiene un juicio pendiente en los próximos días en la Audiencia Provincial de Pontevedra por blanqueo de capitales, fue puesto en libertad por última vez en 2015 tras cumplir tres cuartas partes de una condena de 16 años y 10 meses de cárcel.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.