"Morty Mortensen Mortimer" y otros chistes de la gala de los Goya 2018

Ernesto Sevilla y Julián López presentando los Goya.
Ernesto Sevilla y Julián López presentando los Goya.
CHEMA MOYA / EFE

Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla han sido los encargados de presentar la edición número 32 de los premios Goya, y eso solo podía significar una cosa: un buen puñado de chistes al más puro estilo chanante.

La noche ha empezado con una referencia de Sevilla a las mujeres en la industria y la polémica alrededor de los premios. "Esta noche queremos reivindicar el papel de la mujer, por eso la gala la presento yo", bromeaba con cara de circunstancias, "yo y mi mujer, Joaquín, que me aguanta a diario, es más inteligente que yo y además, está cobrando la mitad".

Reivindicaciones aparte, Los Javis, directores de La Llamada, han sido una de las primeras referencias -por detrás de la "sala de agradecer"-. "Si uno se hubiese llamado Gregorio se van a tomar por culo", ha comentado Sevilla. "Los Gregorios no suena bien, suena a buffet libre".

Tras el tercer Goya para Handía, llegaba el momento de Bayona con una pamela en la cabeza. "Es de mi madre", sonreía ante la pregunta de Joaquín Reyes.

El chiste de la noche

La gala ha alcanzado su punto culmen con uno de los gags conjuntos de los dos muchachos. Con una cesta de móviles en la mano, han repartido chistes dirigidos a varios asistentes: Penélope Cruz y Javier Bardem, Isabel Coixet, Gustavo Salmerón y su madre, la adorada Julita Salmerón, protagonista de Muchos hijos, un mono y un castillo...

La sala ha estallado en carcajadas cuando han hecho referencia a un posible hijo de Emily Mortimer con Viggo Mortensen. "Lo podríamos llamar Morty Mortensen Mortimer", ha bromeado Reyes. En el momento han reído todos menos la implicada, a la que Isabel Coixet ha tenido que explicar el chiste.

Otra de las grandes bromas ha llegado en la antesala del premio a mejor maquillaje y peluquería. Los dos presentadores han aparecido algo más pintados que de costumbre -con un naranja muy similar al de Donald Trump-, y han culminado su particular broma con un beso.

Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, con exceso de maquillaje.
Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, con exceso de maquillaje.

Aunque una de las grandes referenciadas de la noche ha sido Penélope Cruz -también han hecho referencia a su papel en Zoolander 2 para reivindicar la "nacionalidad" albaceteña mientras se abanicaban con el mensaje #MásMujeres-, el gag ha quedado eclipsado con una videollamada ficticia que ha seguido, con otra de las grandes caras del mundo del cine: el crítico Carlos Boyero, que ha dejado por los suelos la presentación de los chanantes. "Estáis reivindicando otro concepto de la pareja artística: ya no es el listo y el tonto, ahora sois los dos tontos".

Carlos Boyero, en la gala de los Goya.
Carlos Boyero, en la gala de los Goya.

Y, ¿qué mejor cierre que el mini número musical prometido al comienzo de la gala?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento