Según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa, se ha tenido conocimiento de la presunta agresión por una llamada de emergencia al 112 por parte de la mujer, que ha afirmado haber sido agredida en dos ocasiones.

El Consistorio apunta que en la última ocasión fue aprisionada por el cuello, pero logró zafarse y encerrarse en el interior de una habitación desde donde llamó a emergencias.

Se procedió así a la detención del varón -F.S.M de 39 años- por un presunto delito de violencia de género. La víctima fue trasladada a un centro médico para ser asistida y se realizaron las gestiones para que una persona se hiciera cargo de los tres hijos menores de edad.

Asimismo, se instruyeron diligencias en la Comisaría de la Policía Nacional endonde se entregó al detenido.