El candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, pedirá autorización judicial para poder asistir al pleno de investidura del Parlament convocado para este martes. En declaraciones a Catalunya Radio, Josep Rull ha indicado este domingo que el expresident pedirá esta autorización "en las próximas horas", a pesar de que el diputado ha considerado que el planteamiento del TC es "inaudito, con medidas cautelares impropias" del alto tribunal.

Rull ha asegurado que "el pleno continua vigente" y ha calificado la decisión del TC como una "bofetada con la mano plana en la cara de Soraya Sáenz de Santamaría".

En otra entrevista en RAC1, Rull ha admitido que, tras la decisión del TC, unas nuevas elecciones en Cataluña "son un escenario posible", aunque ha matizado que "ahora mismo" no se contempla y que antes harán todo lo posible para investir a Puigdemont.

En este sentido, ha contestado al diputado de ERC Joan Tardà, que en una entrevista en La Vanguardia ha dicho que "si es necesario" tendrán que "sacrificar a Puigdemont para tener Govern", y ha considerado que debía "tener un mal día cuando dijo esto, no debía estar inspirado", para concluir que Esquerra "como siempre ha hecho a la hora de defender las instituciones, estará donde tiene que estar".

Puigdemont reaparece en Bruselas

Este domingo, el expresident se ha dejado ver en un acto en Lennik, a las afueras de Bruselas, para denunciar los múltiples obstáculos para su investidura.  "Hasta ayer han puesto todo tipo de obstáculos para impedir que el parlamento catalán pueda elegir con normalidad al candidato a la presidencia que se ha elegido", ha dicho.

No obstante, Puigdemont no ha desvelado si volverá a España de cara al pleno de investidura programado para el martes.

Investidura presencial como única alternativa 

El Tribunal Constitucional (TC) ha impedido por unanimidad cualquier sesión de investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat que no sea la presencial, por lo que prohíbe que el debate y la votación se celebren por medios telemáticos o por la sustitución por otro parlamentario.

Se trata de una medida cautelar acordada en respuesta al recurso que interpuso el viernes el Gobierno y que va acompañada de un requerimiento en el que advierte a los miembros de la mesa de la cámara catalana de las responsabilidades, incluidas las penales, en que pueden incurrir si desobedecen esta suspensión.

"No podrá celebrarse el debate y la votación de investidura del diputado don Carles Puigdemont i Casamajó como candidato a presidente de la Generalidad a través de medios telemáticos ni por sustitución por otro parlamentario", es la primera condición del TC.

Tampoco podrá procederse a la investidura del candidato "sin la pertinente autorización judicial, aunque comparezca personalmente en la Cámara, si está vigente una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión", una condición que Puigdemont está dispuesto a cumplir en las próximas horas, según ha dicho Rull.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.