Caballo con las patas
El caballo con las patas atadas en Vilaboa. GUARDIA CIVIL

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha liberado esta semana a un caballo que se encontraba con las patas atadas con una cuerda en un monte de Vilaboa (Pontevedra).

Los hechos ocurrieron el pasado martes cuando se recibió en el Centro Operativo Complejo (COC) de la Comandancia de la Guardia Civil una alerta a través del teléfono 062, en la que se informaba de un caballo que se encontraba con las patas atadas, en un paraje del barrio de Postemirón, ha informado el Instituto Armado.

La incidencia fue atendida por la patrulla del Seprona de Cangas que, al llegar a la zona, se encontró con un caballo en un paraje próximo a la carretera, que tenía atadas con una cuerda las dos patas derechas, lo que "le impedía considerablemente la libertad de movimientos", añaden las mismas fuentes.

Con las precauciones que requieren este tipo de actuaciones, los efectivos del Seprona consiguieron acercarse al animal y liberarlo de sus ataduras, al mismo tiempo que pudieron comprobar que carecía del correspondiente chip de identificación.

"Sin perjuicio de realizar las correspondientes indagaciones para identificar y localizar al propietario del caballo", indica la Benemérita, la patrulla del Seprona formuló la correspondiente acta denuncia administrativa que se remitió a los Servicios de Ganadería de la Xunta de Galicia.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.