Francisco Salado. Vicepresidente de Diputación
Francisco Salado. Vicepresidente de Diputación DIPUTACIÓN/ARCHIVO

"La diputada tiene el apoyo del equipo de gobierno puesto que no ha hecho nada irregular, lo ha hecho todo dentro de la ley de contratos y la ley de transparencia", ha manifestado Salado en declaraciones a los periodistas, apuntando que "todos los contratos que realiza la Diputación, haga quien los haga, se hacen dentro de la legalidad, de la normalidad y de la normativa".

Salado ha recordado que esta empresa "lleva trabajando con la Diputación desde 2008 con normalidad y no solo con esta institución sino también con otros ayuntamientos y con la Junta", asegurando que es "una falsa irregularidad la que quieren denunciar desde el PSOE", al apuntar que se trata de "una relación sobrevenida a raíz de la relación con el hermano del propietario de la empresa".

"Esa dimisión no se va a producir, porque creemos que se ha producido todo con normalidad y dentro de la legalidad más absoluta", ha insistido Salado, quien ha precisado que el Área de Medio Ambiente ejecuta siete millones de euros, hace 3.000 contratos "y esta estrategia del PSOE es como siempre la de criticar el equipo de gobierno y desviar la atención de lo importante".

Así, ha preguntado el portavoz socialista, Francisco Conejo, "si ha dimitido el presidente del Parlamento de Andalucía, Juan Pablo Durán, o es que las varas de medir son distintas según si el responsable es del PP o del PSOE".

"El señor Conejo no puede venir a dar clases de ética, de transparencia y buen gobierno cuando fue una persona a la que han estado investigando por un caso muy grave como es la construcción de su piscina que, aunque se ha declarado que no es delito, se benefició de una artimaña legal para no pagar los impuestos que tenía que haber pagado e hizo una piscina ilegal", ha manifestado Salado.

Así, ha lamentado el "juego sucio del señor Conejo, que se está metiendo ya en un ámbito personal", preguntándose "por qué esta empresa tiene que dejar de trabajar porque surja una relación con una persona que trabaja allí cuando lleva trabajando desde 2008". "Tenemos la tranquilidad de que todo se ha realizado con corrección", ha manifestado.

Ha asegurado que no se trata de un caso similar al del exedil de Málaga Manuel Marmolejo, insistiendo en que esta empresa "lleva trabajando desde 2008 y ha seguido trabajando con normalidad". Además, ha considerado que la firma "debe seguir trabajando con la Diputación siempre que mantenga la profesionalidad y cumpla los requisitos normativos como cualquier otra".

"Sería una injusticia que porque haya una relación de una persona que trabaja en esa empresa, que él le ha puesto el calificativo de cuñado, un empresario dejara de trabajar con la Diputación", ha dicho Salado, quien ha considerado que "cualquier ciudadanos pueden entender que no se le ha hecho un favoritismo por estar la señora Marina Bravo aquí; no, es que ha seguido trabajando con normalidad".

Lo que sí habría que denunciar es "si se hubiese producido un trato especial, que no ha ocurrido en este caso", ha asegurado el vicepresidente provincial, quien ha lamentado que Conejo "sólo quiere buscar enturbiar la vida normal de la Diputación".

La diputada ya negó este pasado martes las críticas socialistas, al igual que desde la empresa, que insistieron en que llevan trabajando en la provincia de Málaga "20 años con una solvencia técnica probada; con una profesionalidad y la honestidad para nosotros ha sido lo más importante". También aseguraron que la relación con la Diputación "comienza en 2008, que se ha manteniendo en el tiempo, habiendo pasado incluso diferentes corporaciones".

Consulta aquí más noticias de Málaga.