El Ministerio de Fomento ha dado una respuesta favorable a la petición de la Xunta de Galicia de eliminar el peaje en la Autopista del Atlántico (AP-9) en el tramo entre Vigo y Redondela, según ha informado este martes el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, tras la celebración de la Comisión Mixta de ambas administraciones, si bien ha adelantado que la gratuidad de este tramo será compensada en la tarifa que se paga por circular en el resto de la autopista.

Así, Fomento acepta liberar el tramo solicitado por el gobierno autonómico (0,90 euros por unos 4 kilómetros), y plantea una alternativa que el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, señaló como "lógica", que es la compensación a la concesionaria con cargo a los peajes vigentes, y que ya está establecida en el tramo Vigo-Pontevedra (con bonificaciones a los conductores que van y vienen el mismo día).

En ese sentido, Gómez-Pomar ha señalado que Fomento negociará con la concesionaria de la autopista, Audasa, la fórmula para compensar esa supresión. El secretario de Estado ha explicado que la intención es que esta medida se sufrague dentro de "la financiación global" de la AP9, por lo que la gratuidad entre Redondela y Vigo irá "en relación con las tarifas generales" que pagan los usuarios.

Ante las preguntas de los periodistas, el secretario de Estado ha explicado que la medida se compensará con el propio funcionamiento de la AP-9, "de forma progresiva" y "a lo largo de un determinado tiempo", ha subrayado, sin concretar cuál será el encarecimiento que experimentará la tasa en el resto de tramos.

SUBIDA DEL PEAJE

"La idea es que se financie con cargo a la tarifa general que se abona en la autopista, lo que requiere estudiar qué impacto tendría en la tarifa por la circulación global de la autopista", ha señalado Gómez-Pomar, sin poner fecha a la aplicación de esa gratuidad.

El anuncio de Fomento supone que los peajes en la Autopista del Atlántico se encarecerán aún más de lo previsto, después de la subida aplicada ya a principios de 2018, correspondiente al IPC (1,91 por ciento). A lo largo del año está previsto que se apliquen progresivamente los incrementos previstos como compensación por las obras de ampliación (en Rande y en Santiago) y por las bonificaciones entre Vigo y Pontevedra, que significan otro 1,9 por ciento adicional, a lo que habría que sumar la compensación que se pacte por la supresión del peaje de Redondela.

ETHEL VÁZQUEZ

La conselleira de Infraestructuras de la Xunta, Ethel Vázquez, por su parte,

ha expresado su satisfacción por la "buena noticia" de la gratuidad de la autopista entre Vigo y Redondela y ha valorado la "voluntad" del Ministerio de Fomento de negociar con la concesionaria "la fórmula más viable".

"Queremos una fórmula viable para que los usuarios no paguen ese peaje en una comarca tan competitiva", ha asegurado, aunque ha evitado pronunciarse sobre una posible subida de los precios porque "lo importante" es que la propuesta "sea viable" y "que se libere el peaje".

Asimismo, se ha referido a las obras pendientes en la parroquia de Chapela para mejorar y reponer servicios afectados por la ampliación de la autopista. Según ha recordado, hay un "compromiso firme" de Fomento para que se lleven a cabo y se invertirán unos 11 millones de euros (por parte de la concesionaria).

A ese respecto, Julio Gómez-Pomar ha precisado que Fomento está pendiente del informe de los servicios jurídicos sobre la addenda al convenio de ampliación de la AP-9 (en la que se recogen esas obras de reposición). Tan pronto se supere ese trámite, el texto irá a Consejo de Ministros y, en ese momento, Audasa podrá iniciar los trabajos.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.