En los puestos podrán encontrarse roscos, tortas, dulces, pastas y caramelos, entre otros, aunque está prohibida la venta de productos con nata y crema pastelera. Los productos se mantendrán protegidos y fuera del alcance del público mediante vitrinas. Se colocarán el mismo número de puestos que en años anteriores rodeando los porches de la iglesia, desde el paseo de Sarasate, el tramo de la calle San Miguel y la propia plaza de San Nicolás.

Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, el mercadillo comenzará a instalarse a partir de las 7 de la mañana del mismo día 3 de febrero. Cada uno de los puestos ocupa un espacio aproximado de 3 metros y, una vez montados, deberán dejar un espacio en la calzada para permitir el paso de vehículos de emergencia y limpieza.

Para mantener la zona limpia, se incrementará el número de contenedores de la plaza de San Nicolás y del paseo de Sarasate. Los servicios de recogida de basura vaciarán los contenedores en cuatro turnos, a las 9.30, a las 14.30, a las 19 y a las 23 horas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.