El coche calcinado
El coche calcinado GUARDIA CIVIL

Los incendios se iniciaron el pasado día 31 de octubre de 2017, en la noche de Halloween, y que continuaron hasta el pasado 9 de diciembre. Seis de los detenidos han quedado en calidad de investigados, mientras el séptimo es inimputable por tener 13 años. Ya han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores de Alicante.

La Comandancia ha informado de que los hechos comenzaron la tarde del pasado 31 de octubre de 2017 cuando, de forma sistemática, fueron produciéndose una serie de incendios intencionados, en contenedores y papeleras de diversas calles y parques de Callosa de Segura.

Los diferentes cuerpos policiales y servicios de emergencias del municipio fueron alertados hasta en ocho ocasiones, a lo largo de esa tarde y madrugada del día 1 de noviembre en la llamada noche de Halloween, a causa de los incendios producidos por diversos lugares.

Los incendios finalmente no solo afectaron a contenedores y papeleras sino que, además, uno de ellos se propagó a un vehículo próximo a uno de estos contenedores incendiados, turismo que quedó completamente calcinado, así como también un transformador eléctrico y una vivienda abandonada.

Los hechos continuaron en los días posteriores, hasta el 9 de diciembre. Los efectos dañados, aún pendientes de cuantificar económicamente, podrían superar los 20.000 euros. En total quemaron 12 contenedores de limpieza viaria; 4 contenedores de vidrio; 2 contenedores de envases; 1 contenedor de cartón; 3 papeleras; 1 transformador eléctrico; 1 turismo; y, una vivienda abandonada.

Fruto de las gestiones llevadas por los agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Callosa de Segura, en colaboración con la Policía Local, se ha logrado identificar y localizar a los presuntos autores de estos hechos.

Los detenidos son siete españoles, todos menores de edad, 5 varones de 14, 15 y 16 años y una chica de 16. El séptimo de ellos identificado, no tiene responsabilidad penal, por contar con solo 13 años.

De la investigación se ha sabido que los menores, vecinos de Callosa, decidieron quemar los contenedores a modo de entretenimiento, utilizando para ello pastillas de encendido de chimeneas, impregnadas en gasolina. Ya han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores de Alicante, quedando en libertad con cargos, en calidad de investigados.

Consulta aquí más noticias de Alicante.