En este sentido, fue el propio personal de seguridad el que llamó al teléfono 091 comunicando que tenían retenidas a dos personas que habían pillado robando, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

Asimismo, los empleados del establecimiento observaron cómo un hombre estaba intentando retirar la alarma de seguridad del ordenador portátil, mientras el otro se lo ocultaba dentro de sus pantalones para posteriormente abandonar dicho local sin abonarlo, por lo que dieron aviso al personal de seguridad.

Tras comprobar los hechos, los agentes procedieron a la detención de ambos como presuntos autores de un delito de hurto, siendo devuelto el ordenador a sus legítimos propietarios.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.