APADAT propone adoptar un animal en Navidad
La asociación APADAT exige "compromiso y responsabilidad" a las familias cuando deciden adoptar a un animal. APADAT

Desde el mes de septiembre, Toledo cuenta con una organización que se preocupa por los animales abandonados de toda la provincia. Se trata de la Asociación para la Protección, Adopción y Defensa de los Animales de Toledo, APADAT. Cuenta con alrededor de veinte socios y voluntarios que acogen a los animales en sus hogares.

"Aún no disponemos de ninguna sede, y por eso, los voluntarios se quedan con los animales en sus casas; actualmente tenemos más de 50 animales en esta situación de cuidados y alimentación" informa Marcela Bascopé, presidenta de la asociación. Eso sí, aclara que "ya estamos en conversaciones con el ayuntamiento para lograr una sede".

Problema de responsabilidad

De conseguir esa sede o refugio, sería sólo para gatos "porque en la provincia ya existe una perrera", señala Bascopé, quien informa que de momento en Toledo ya ha habido una familia que se ha decidido a adoptar a un animal. Ahora, APADAT presenta su campaña para la adopción '¿Cuánto pagarías por mí? Adóptame'.

Si no cambia la mentalidad de la gente, tendremos que estar recogiendo animales toda la vida

Ésta se pondrá en marcha el 20 de diciembre, en el Instituto Sefarat, e irá dirigida a jóvenes de entre 10 y 13 años. Y es que, según Bascopé, "en la adopción de animales existe un problema de responsabilidad; a todo el mundo le gusta tener un cachorro, pero en el momento que tienen que cuidarlo fallan, falta educar y concienciar a la gente".

Para la presidenta de APADAT, falta compromiso por parte de la sociedad, y en el caso concreto de Toledo, "la gente todavía no tiene muy asumido el concepto de respeto hacia los animales, es un poco fría; la protectora de animales está bien vista, porque se cuida a los animales que no tienen donde vivir, pero nosotros queremos ir más allá".

Por ello, ha recordado a los padres, con motivo de la Navidad, que en la provincia de Toledo existen muchos animales que por una circunstancia u otra, se encuentran abandonados y pueden ser un buen regalo para los hijos, pero "con responsabilidad; en este tema, la educación es lo único que puede asegurar un cambio de mentalidad, porque si no tendremos que estar toda la vida recogiendo animales", sentencia Bascopé.