El Senado aprobó hoy la reprobación de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, únicamente con los votos del Partido Popular (120), al abstenerse los senadores catalanes de CiU, ICV-EU i AA y ERC, así como los representantes de Coalición Canaria y los del Grupo Mixto, menos el BNG que votó en contra.

Junto al BNG rechazaron la moción los representantes del PSOE y del PSC, arrojando el recuento de los votos un total de 120 a favor, 14 abstenciones y 116 en contra.

La reprobación no implica ninguna medida jurídica contra la ministra

Al final la votación, los diputados del PP solicitaron a gritos la dimisión de la ministra con palabras de "dimisión", "dimisión", "dimisión".

La reprobación no implica ninguna medida jurídica contra la ministra, sino, según el PP, una acción que en política debe ser recogida por ética por el presidente del Gobierno, y en consecuencia cesar a Álvarez.

La ministra de Fomento ya se sometió a una votación similar en noviembre en el Congreso, con resultado negativo.