Pedro Solbes
Pedro Solbes, vicepresidente segundo y ministro de Economía. (Juan Carlos Hidalgo / EFE)

"Si no se aprueban los Presupuestos empezaremos a trabajar, pero no se hundirá el mundo". Así lo ha afirmado el ministro de Economía, Pedro Solbes, para quien, aunque sean aprobados de nuevo en el Congreso tras el veto de CIU en el Senado, existirán aún "algunos problemas prácticos".

Cada vez entra más gente a trabajar con salarios inferiores

En cuanto a la pérdida de peso de los salarios en la renta total, Solbes ha manifestado que "los asalariados son menos que eran antes" y que cada vez "entra más gente a trabajar con salarios inferiores".

El ministro, que ha sido entrevistado en Los desayunos de la Primera, ha ejemplificado la situación: "Si un padre trabaja y cobra 2.000 euros", pero su familia no trabaja, "la familia gana eso". Sin embargo, si también trabaja el hijo y gana 1.000 euros (además de los 2.000 del padre), "la familia gana de media 1.500", pero la renta baja.

Sobre la inflación, Solbes prevé que el próximo año bajará, ya que "es muy importante ver cómo se ha comportado el año anterior". "Los precios de la energía han subido en el segundo cuatrimestre de este año porque el año pasado bajaron", recuerda.

Por otra parte, de cara a 2008, el ministro alicantino considera que "la economía en términos macroeconómicos va a seguir funcionando bastante bien", y va a mantener el crecimiento del 3%.

"Mi predisposición era no quedarme"

El vicepresidente segundo del Gobierno ha reconocido que su predisposición, en un principio, era no continuar en el Ejecutivo aunque el PSOE se hiciera de nuevo con la victoria en las urnas. Pese a ello, Solbes considera que ahora "hay un reto nuevo": manejar la economía "de la forma más continuista posible", algo que le ha animado a presentarse en las listas socialistas para las próximas elecciones.

El ministro ha mostrado su sorpresa por la repercusión que ha tenido su ejemplo sobre las propinas para explicar que los españoles no han interiorizado el valor del euro, porque, a su juicio, "hay otros problemas de más interés en este momento". Ha señalado que se trata de un tema "anecdótico" que fue sacado de contexto.