El profesor en huelga de hambre ha perdido 8 kg
David Fernández, ayer, en su decimocuarto día de protesta.(M. Mesa)
Desde el pasado 3 de diciembre, David Fernández sólo se alimenta con líquidos. Él es uno de los 4.000 profesores interinos que se han quedado fuera de la bolsa de trabajo de la Consejería de Educación tras el cambio en las últimas oposiciones. En estos quince días, Fernández ya ha perdido ocho kg de peso, aunque su fortaleza mental le permite seguir afirmando que la huelga de hambre es indefinida. Su protesta se rebela contra la decisión de la Junta de excluir a los profesores especialistas en Música y Educación Física de la citada bolsa de trabajo en la que se incluye a los maestros de Primaria. «Son personas que han aprobado sus oposiciones en muchos casos y que ahora no tienen plaza», afirmó ayer Joaquín Ramírez, presidente provincial del PP, quien visitó a Fernández y solicitó la comparecencia de la consejera de Educación, Cándida Martínez, en la Diputación Permanente.