Abel Caballero en rueda de prensa
Abel Caballero en rueda de prensa EUROPA PRESS

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha denunciado este jueves que la Xunta "quiere sembrar la alarma en la ciudad" prohibiendo beber agua del grifo en tres colegios (Ría de Vigo, Carrasqueira y San Salvador) en base a la opinión del conselleiro de Educación, y sin criterio científico alguno, ya que los análisis de Aqualia ponen de manifiesto que el agua en esos tres centros en "perfectamente potable".

En una rueda de prensa, el regidor olívico ha señalado que tanto los técnicos de Aqualia como los de Sanidade tomaron muestras del agua en los colegios los días 9 y 10 de enero, y que "el resultado es que el agua es perfectamente potable", es decir, con valores de hierro por debajo de 600 microgramos por litro (o partes por billón).

Caballero ha insistido en que los valores son peores (aunque siempre por debajo de 600 ppb) en el interior de los colegios, por la mala calidad de las conducciones, que son competencia de la Xunta de Galicia. De hecho, el alcalde ha enviado a la Consellería de Educación el informe de los inspectores sobre el mal estado de las tuberías en el CEIP Ría de Vigo para que las cambie con "urgencia".

Tras conocer esos informes, el alcalde ha arremetido contra el conselleiro Román Rodríguez y contra la Xunta por "sembrar la alarma" a pesar de que "ayer ya tenían los análisis (de los colegios) y sabían que el agua es perfectamente potable".

El regidor ha atribuido esta actuación de la administración autonómica a la necesidad de "lavarle la cara a Feijóo después de que calumnió la ciudad". "Es todo política contra Vigo", ha sentenciado.

VALEDORA DO POBO

Por otra parte, en alusión al anuncio del grupo municipal del PP de que acudirá a la Valedora do Pobo porque el gobierno local no le facilita los análisis del agua, Caballero ha criticado el "cinismo político" de los 'populares'.

Según el alcalde, su equipo "está recopilando" esa información para trasladarla al PP y va a responder a sus requerimientos. Por contra, ha incidido, la Xunta no contesta a numerosas preguntas e iniciativas que se le plantean en el Parlamento gallego, y ha mostrado un fajo de papeles con todas esas preguntas sin respuesta del último año.

"Nosotras contestamos a todas. Para algunas necesitamos tiempo para recopilar la información, 15 días, no más de un año", ha aseverado, y ha vuelto a denunciar el "cinismo político" del PP: "Si ellos acuden a la Valedora do Pobo, nosotros tendríamos que ir al defensor de los derechos humanos".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.