Activistas de la PAH ocupan una sucursal
Miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ocupando el interior de una oficina del Banco Popular de Valencia. Kai Försterling/ EFE

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) quiere que el Parlamento debata la posibilidad de controlar el precio de los alquileres. Para ello registró esta semana en el Congreso una proposición de ley para acabar con los desahucios, las deudas hipotecarias impagables y la pobreza energética. Se regularía los precios del alquiler y se permitiría realojar temporalmente a familias en emergencia en pisos vacíos de la banca. Según la plataforma de afectados, el texto registrado abre "una nueva etapa del derecho a la vivienda en España", dando la oportunidad histórica de que se inicie un diálogo democrático en el Congreso alrededor de la protección de los hogares.

La proposición registrada (que cuenta con el apoyo del grupo parlamentario de Unidos Podemos, PDeCAT, ERC, Compromis y EH Bildu) aúna tanto las demandas que provienen de las familias afectadas por la emergencia habitacional como las demandas que ha hecho la plataforma mediante campañas de movilización contra bancos y suministradoras. Además, también recoge las propuestas que han hecho los grupos parlamentarios al texto en el periodo de negociación del mismo. La PAH ha dejado claro que siempre "han estado dispuestos" a dialogar y a negociar.

La apoyan Unidos Podemos, PDeCAT, ERC, Compromis y EH BilduDurante el registro de esta iniciativa, el portavoz de la Ley de Vivienda de PAH, Luis Sanmartin, subrayó que "se encuentran con que el Gobierno del PP, con el apoyo de Ciudadanos, podría vetar la propuesta", impidiendo que se debata en el Congreso, y ha asegurado que este veto "no tendría justificación formal, más que la voluntad de defender a la banca, los grandes especuladores y las suministradoras".

Así, pidió al Ejecutivo de Mariano Rajoy y al grupo parlamentario de Ciudadanos que tengan "altura democrática" y les ha instado a comprometerse públicamente a que no interpondrán un veto a estas demandas. "Estamos solicitando una demanda de mínimos, que es la de dar voz a las familias que ven peligrar su hogar y su futuro", aseguraron los portavoces de la plataforma, tras hacer hincapié en que debatir esta ley de vivienda "es el reto de la democracia en 2018". "Es cuestión de voluntad política que se apoye esta ley", apostillan.

Respecto al mercado del alquiler, el portavoz de la PAH recuerda que están planteando la creación de un índice de referencia estatal que contemple las características de la vivienda y la capacidad adquisitiva de las familias para fijar límites a los precios del alquiler. "No estamos inventando algo nuevo, en ciudades como Berlín o París ya existen estos índices de referencia". Así, insistió en que plantean que los ayuntamientos puedan crear índices de referencias reales teniendo en cuenta la capacidad adquisitiva de las familias que demandan viviendas en alquiler.