Terremoto en el Caribe
El epicentro del seísmo se localizó a unos 200 kilómetros al norte de Barra Patuca, en el noroeste de Honduras. GOOGLE MAPS / 20MINUTOS.ES

Un fuerte terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter ha sacudido el área del Caribe, entre Honduras y Cuba, provocando además una alerta por tsunami que podría afectar a México, Puerto Rico y otros territorios, según ha informado el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con el centro estadounidense, el temblor tuvo lugar sobre las 03.00 GMT del miércoles (20.00 del martes, hora local), y su origen se situó a 44 kilómetros al este del archipiélago de las Islas del Cisne, que pertenecen a Honduras y se sitúan en el noroeste del mar Caribe.

El temblor, que se originó a 10 kilómetros de profundidad, se produjo en el mar, entre la isla de Cuba y las costas de Honduras y Belice, según muestran los mapas del Servicio Geológico de Estados Unidos.

Según detalló el centro, el epicentro se situó a 201,9 kilómetros de la localidad hondureña de Barra Patuca, de 2.758 habitantes, y a 245,2 kilómetros del municipio de Puerto Lempira (también en Honduras), que reúne a 4.856 personas, así como a 303,1 kilómetros de George Town, en las Islas Caimán.

Aparentemente el epicentro del terremoto está alejado de centros urbanos, si bien, hasta el momento, las autoridades hondureñas no han dado detalles de posibles daños causados por el seísmo, que también se ha sentido en Costa Rica, Guatemala, Panamá, Belice y El Salvador.

Justo después del temblor, el Servicio Meteorológico de EE UU emitió una alerta ante la posibilidad de tsunami para Cuba, Honduras, México, las Islas Caimán, Jamaica, Belice y también las Islas Vírgenes y Puerto Rico, territorios estadounidenses recientemente devastados por los huracanes Irma y María.

Las olas podrían llegar a alcanzar una altura de entre 0,3 y un metro de altitud sobre el nivel del mar.

En Puerto Rico, las autoridades municipales de la capital, San Juan, han pedido a los vecinos del barrio costero de La Perla, situado junto al mar, en el casco histórico, que se trasladen a la Alcaldía ante la advertencia de tsunami.