Parto
Imagen de un nacimiento. PIXABAY

La Associació Catalana per un Part Respectat - Dona Llum ha alertado este lunes de una "tendencia alarmante" de partos programados sin motivos médicos que lo justifiquen, y han advertido de que en Cataluña duplican la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El 'Informe: Nacer en horario laboral en Catalunya' recoge que en Cataluña se llevaron a cabo un 23,5% de partos inducidos sin motivos médicos en los hospitales catalanes, cuando la recomendación de la OMS es del 10%, a la luz de datos de 2015.

La asociación ha advertido sobre los riesgos que asumen madres y bebés como resultado de intentar concentrar la actividad de las salas de parto de lunes a viernes fruto de la "imposición de intereses por parte del cuerpo médico".

Según resalta la entidad, que ha colaborado con El Parto es Nuestro, en Cataluña un mínimo de 5.913 mujeres embarazadas fueron inducidas durante 2015 sin ningún motivo médico, mientras que 8.519 fueron sometidas a una "cesaria innecesaria".

"Abuso de nacimientos planificados"

El documento constata un "abuso de los nacimientos planificados" tanto en los hospitales públicos como privados, donde se incrementan los alumbramientos durante los días centrales de la semana y disminuyen de forma notable durante los fines de semana.

A juicio de la abogada y presidenta de Dona Llum, Marta Busquets, "esta situación es muy preocupante porque pone en riesgo la salud de madres y bebés", y ha lamentado que actualmente los intereses de la salud se supeditan a razones de agenda y a la conveniencia logística de los hospitales.

Desde 1985

La caída de los partos entre semana ha seguido una tendencia al alza desde 1985, cuando había un reparto más equitativo de nacimientos a lo largo de los días de la semana, incluyendo sábados y domingos.

Según el informe, la probabilidad de ser sometida a una cesárea de lunes a viernes ronda el 32%, mientras que los fines de semana la probabilidad disminuye significativamente hasta el 22%.

Motivos organizativos

"Estos hechos no tienen explicación desde un punto de vista centrado exclusivamente en la salud, sino que obedecen a dinámicas hospitalarias de tipo organizativo", ha subrayado Busquets, que ha vinculado la tasa de cesáreas con la de inducciones.

Los centros privados cuentan con una tasa de cesárea diez puntos superior a la de los públicos, mientras que el lugar de residencia también influye: en Girona un 25,7% de los partos son por cesárea, mientras que Barcelona llega al 29,1%,

Consulta aquí más noticias de Barcelona.