Según ha informado el Ministerio del Interior en un comunicado, la investigación se inició por la denuncia de una persona de nacionalidad australiana la cual fue víctima de una estafa de 500.000 euros por este procedimiento. Tras recibir una carta en la que le informaban de que había sido agraciado con un supuesto premio de lotería de 1,9 millones de euros, le pedían como condición para recibir el premio pagar previamente unos impuestos.

Los agentes averiguaron que los estafadores abrían cuentas bancarias a nombre de empresas 'fantasma' donde recibían el dinero de sus víctimas. También comprobaron que las citadas cuentas las habían abierto en distintas ciudades españolas, muy distantes entre si para dificultar su localización.

Ya a finales del mes de noviembre los investigadores localizaron y detuvieron a cinco de los presuntos estafadores -tres en la ciudad de Barcelona y dos en Málaga-. Días después, los agentes arrestaron en la ciudad de Segovia al supuesto encargado de gestionar las empresas 'fantasma'.

Este individuo recibía en su domicilio las tarjetas de crédito con las que posteriormente retiraban de los cajeros automáticos el dinero estafado a las víctimas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.