Bono lo da todo en Barcelona
El cantante Bono, líder de la banda irlandesa U2, durante el concierte que ofreció en el Palau Sant Jordi de Barcelona, dentro de la gira Innocence + Experience. Toni Albir / EFE

El germen del álbum de U2 Songs of Experience surgió durante uno de los peores momentos de la vida de Bono. Más concretamente, cuando estuvo a punto de morir. Así lo ha relatado él mismo en una entrevista en la revista Rolling Stones.

"Las personas tienen momentos de extinción en sus vidas; pueden ser psicológicos o físicos, y el mío fue físico, pero me ahorraré el culebrón porque no me gusta la obsesión por saber el día a día de las celebridades. Quiero hablar del tema de forma que permita a las personas rellenar los espacios en blanco de lo que ha pasado", dijo para describir lo que había vivido.

El artista irlandés no entró en detalles, pero asegura que le sirvió como fuente de inspiración en su último trabajo y comparó ese momento de su vida con "el apocalipsis político que se desencadenó en Europa y Estados Unidos". Esta dura experiencia, sin embargo, no es la primera que ha tenido que afrontar. Ya en el año 2000 los médicos pensaron que tenía cáncer de garganta, aunque la biopsia resultó negativa. También recordó el accidente que sufrió mientras montaba en bicicleta por Central Park. "Fue cómico. Me dio amnesia, no sabía lo que había pasado".

Todas esas vivencias le han servido para crear las nuevas canciones. "La mortalidad iba a ser un tema en el disco de todos modos, creo que es un tema que a menudo no se toca. Y no puedes escribir canciones sobre esta experiencia si no las has vivido antes. Y yo he tenido un par de estas sacudidas en el sistema, por llamarle de alguna forma, en mi vida", cuenta.  

Y añade que conoció a un poeta llamado Brendan Kennelly que le dio un "gran consejo": "Bono, si quieres llegar al lugar donde vive la escritura, imagina que estás muerto. No hay ego, no hay vanidad, no te preocupes por a quién puedas ofender'. Ese es un gran consejo".

El artista irlandés admite que llegó a pensar que no temía a la muerte, pero cuando le tocó de cerca se dio cuenta de que no era así. "Pensé que ya lo había superado, pero esta era la siguiente entrega".

Sin embargo, la muerte no ha sido el único componente de la entrevista. En ella, también aprovecha para criticar el momento que vive la música en la actualidad. "La música se ha vuelto muy niñata. Eso tiene cosas buenas, pero ahora la única ventana que tienen los jóvenes para sacar la ira es el hip hop, y eso no es bueno. Cuando yo tenía 16 años, había mucha ira dentro de mí. Necesitas encontrar un lugar para eso y para las guitarras, no me importa si es acompañado de una caja de ritmos".