Acuerdo final en Bali: EE UU da su brazo a torcer aunque sin cifras concretas

El secretario ejecutivo de la Convención Marco sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (UNFCCC) Yvo de Boer (i) se tapa la cara con las manos junto al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon (c), y el presidente indonesio Susilo Bambang Yudhoyono (d).
El secretario ejecutivo de la Convención Marco sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (UNFCCC) Yvo de Boer (i) se tapa la cara con las manos junto al secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon (c), y el presidente indonesio Susilo Bambang Yudhoyono (d).
EFE / Mast Irham

La Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático que se celebra en la isla de Bali (Indonesia) ha alcanzado un acuerdo final, sin cifras de reducción de emisiones, después de que Estados Unidos cediera a las demandas de los países pobres.

El consenso abre el camino para negociar un nuevo pacto mundial sobre cambio climático más ambicioso que sustituya al Protocolo de Kioto a partir del 2012.

Puntos clave

Los puntos más importantes  del acuerdo son los siguientes:

Ayudas a países pobres: Los firmantes reconocen que los países pobres y en vías de desarrollo necesitan financiación de las naciones ricas para afrontar los desastres naturales y efectos negativos del calentamiento del planeta.

En este sentido, se ha garantizado que el Fondo de Adaptación establecido por el Protocolo de Kioto y que actualmente cuenta con 37 millones de euros (53,7 millones de dólares) comience a funcionar el año próximo. Se espera que el fondo llegue a contar con al menos 207 millones de euros (300 millones de dólares).

Tecnología: Los firmantes se comprometen a impulsar los programas de transferencia de tecnología para que los países emergentes puedan mitigar y adaptarse al cambio climático.

Deforestación: Por vez primera, se concederán ayudas a las naciones en vías de desarrollo por la conservación y protección de sus bosques y junglas.

Además, se reconoce la "necesidad urgente" de actuar para reducir las emisiones de carbono provenientes de la deforestación y que son responsables del 20% de los gases que provocan invernadero, según datos de la ONU durante la Conferencia.

Reforestación: Se aprueba que los países dupliquen hasta 16 kilotones de dióxido de carbono sus proyectos de reforestación.

Emisiones: Los firmantes reconocen que el último informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (PICC) de la ONU, el cuarto, es el estudio científico más completo y el documento de referencia sobre el calentamiento del planeta.

La aceptación de este principio implica que Estados Unidos reconoce la importancia de que las emisiones de gases contaminantes de los países industrializados bajen entre un 25 y 40%, respecto a los niveles de 1990, para el año 2020.

13 días de debate

El acuerdo corona trece días consecutivos de debates, conversaciones y negociaciones entre representantes de unas 190 naciones y establece la "Hoja de Ruta" para las negociaciones en los dos próximos años.

La posición de la delegación estadounidense, encabezada por la subsecretaria norteamericana de Estado para la Democracia y los Asuntos Globales, Paula Dobriansky, contraria a asumir compromisos puntuales mantuvo en suspense el resultado de esta conferencia hasta el último minuto.

La ministra española de Medio Ambiente, Cristina Narbona, consideró "histórico" el acuerdo y valoró el anuncio de Estados Unidos de sumarse al consenso general, considerando que este país (que no ratificó el Protocolo de Kioto) ha dado así un paso muy importante para asumir en el futuro compromisos cuantificables para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Exigencias de la UE

"Habrá un antes y un después" tras la reunión de Bali, dijo Narbona, quien subrayó además el compromiso de los países en vías de desarrollo de asumir también metas para reducir sus emisiones de dióxido de carbono, con el apoyo tecnológico y financiero de los países ricos.

El documento final no hace una referencia explícita a la exigencia de la UE de que la reducción de las emisiones de los países ricos fuera de entre el 25 y el 40% en el año 2020, aunque incluye "anotaciones a pie de página" que se refieren al informe del Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático de la ONU (IPCC).

Los informes del IPCC referidos en el acuerdo sí mencionan los diferentes escenarios climáticos, y plantean que será necesario reducir las emisiones entre un 25 y un 40 % en el año 2020 para estabilizar la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera en los niveles más bajos posible.

La Unión Europea (UE) y otros países trataron que la medida fuera vinculante, pero al final quedó como una nota a pie de página atribuida a los expertos del Panel Intergubernamental sobre del Cambio Climático de la ONU.

Las negociociones estaban bloqueadas hasta el punto de que la UE anunció boicotear una cumbre organizada por EE UU , si no aceptaba recortes en sus emisiones. El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, modificó su agenda para regresar el sábado a Bali a desbloquear el diálogo y arrancar un acuerdo de todos los delegados "por el bien de la humanidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento