Matrimonio homosexual
Dos amigos heterosexuales en Irlanda se casan para eludir el impuesto de sucesiones. GTRES

Matt Murphy es un irlandés de 85 años que sufre una enfermedad llamada arteritis de células gigantes. Michael O'Sullivan, de 58 años, no solo es su amigo, sino también cuidador. Matt decidió que Michael fuera el heredero de su casa cuando muera, pero resulta que por la ley irlandesa, Michael tendría que pagar 50.000 euros de impuestos para poder herederar la vivienda. Ante tal disyuntiva, han decidido 'arreglarlo' con una original solución: pese a que ambos son heterosexuales, han contraído matrimonio, informa The Guardian.

En Irlanda, el matrimonio homosexual es legal desde noviembre de 2015. Cuando se enteraron de que siendo matrimonio Michael no tendría que pagar para heredar la casa de Matt, decidieron poner en marcha el plan y esta semana se han casado e incluso lo han celebrado con un banquete.

Michal O'Sullivan ya había estado casado antes y tiene tres hijos, mientras que Matt Murphy permanecía soltero. Al acabar la ceremonia, Michael dijo "quiero a Matt y él me quiere a mí, como amigos".