Lauren Wasser
La modelo californiana Lauren Wasser. INSTAGRAM: theimpossiblemuse

La modelo californiana Lauren Wasser tenía 24 años cuando en 2012 se contaminó con el síndrome de 'shock tóxico' (TSS), un trastorno causado por una toxina bacteriana en conexión directa con el uso de tampones. La enfermedad llevó a los médicos a amputarle la pierna, tras lo cual la joven demandó a la compañía que fabricaba el producto de higiene íntima.

Es crucial que los consumidores conozcan la realidad de lo que podría sucederles Cinco años después, a punto de cumplir los 30, la también actriz y activista ha anunciado en una entrevista con InStyle que "inevitablemente" perderá dentro de poco también la segunda pierna.

"Dentro de unos meses, inevitablemente me amputarán la otra pierna. No hay nada que pueda hacer al respecto".

Wasser rememora los días tras el shock en la entrevista y asegura ya era consciente de que podría perder también su pie izquierdo en un futuro. "Mi talón izquierdo estaba severamente dañado, y también los cinco dedos de los pies. Los médicos dijeron que había una posibilidad del 50% de salvar mi otro pie. Los cirujanos me recomendaron entonces amputar ambas piernas, pero decidí luchar y salvar mi pierna izquierda"

La modelo estadounidense alberga la esperanza de que su trágica historia no se repita. "Lo que puedo hacer es ayudar a asegurarme de que esto no le pase a los demás", anunciaba en la misma entrevista.

La ley exige que las compañías de productos de higiene femenina divulguen exactamente qué productos contienen y cuáles son sus efectos a largo plazo. "Sorprendentemente, el proyecto de ley ha sido rechazado 10 veces", denuncia Wasser.

"Teniendo en cuenta que la vagina es la parte más absorbente del cuerpo de una mujer y es una puerta de entrada a muchos de nuestros órganos vitales, es crucial que los consumidores conozcan la realidad de lo que podría sucederles".

Monday’s are for the savages! 💋

Una publicación compartida de Lauren Wasser (@theimpossiblemuse) elNov 27, 2017 at 11:11 PST