Examinadores de Tráfico ante la DGT
Concentración de examinadores de Tráfico ante la DGT. EUROPA PRESS

La Audiencia Nacional ha desestimado la petición de los examinadores de tráfico, agrupados en la asociación Asextra, de suspender los servicios mínimos decretados por la Dirección General de Tráfico (DGT) con motivo de la huelga que, desde mediados de junio, mantiene el colectivo.

Según el auto, al que ha tenido acceso Efe, la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional no ha creído oportuno aceptar la demanda de esa medida cautelar que demandó Asextra, que consideró necesario suspender esos servicios mínimos para restablecer el derecho de huelga reconocido en la Constitución.

Los examinadores hacen huelga los lunes, martes y miércoles de cada semana desde el mes de junio y decidieron prorrogar esta medida en diciembre tras fracasar sus conversaciones con la DGT, que acordó a cambio imponer servicios mínimos del 50%.

Ahora, la Audiencia Nacional cree que aceptar la demanda de los examinadores supondría "dar cobertura a una perturbación grave de los intereses generales y de terceros".

Tras dejar claro que la suspensión de los servicios mínimos no cumpliría con los requisitos de la normativa y después de considerar que no concurren las circunstancias previstas en la ley para proceder a esa suspensión, la Audiencia cree, además, que no hay razones de urgencia para satisfacer la petición de Asextra, como esta alegaba.

Añade que el Ministerio del Interior notificó el decreto de servicios mínimos el día 1 de este mes, pero no fue hasta el día 7 -"una vez que se han consumado dos días de huelga", subraya- cuando se solicitó la medida cautelar de suspensión.

Ello "pone en evidencia que la propia parte (Asextra) no consideró urgente una medida solicitada después de comenzada la huelga, y cuando los servicios mínimos ya se habían aplicado en esos días", concluye el auto.