No será necesario el uso de cadenas en los puertos. Todas las pistas de esquí aragonesas estarán abiertas este fin de semana y ofrecerán un total de 125 kilómetros esquiables para albergar a los primeros visitantes de la temporada.

Se trata de Cerler, Formigal, Panticosa, Candanchú y Astún (en el Pirineo Aragonés) y Javalambre y Valdelinares (en Teruel).

Astún abrirá su temporada de nieve mañana con 16 pistas, 9 remontes y un total de 15 kilómetros esquiables con un espesor de 30 centímetros.

Durante el fin de semana le tocará el turno a Candanchú (24 pistas en servicios y 20 kilómetros esquiables) y Panticosa, que abrirá con nueve remontes en funcionamiento y  ofrecerá un descuento del 25% en los forfaits.

Un fin de semana más, como Javalambre, Valdelinares y Cerler, que ya llevan algunos días funcionando, Formigal abrirá con más de 60 kilómetros esquiables. Además, se inaugurará el Terrain Park de Cantal con una gran fiesta.

Las carreteras de acceso a las pistas y los puertos de montaña se han limpiado de nieve, por lo que se espera que no sean necesarias las cadenas en los próximos días.