La matrícula es gratis para discapacitados y sus familias. María Jesús de las Cuevas acudió a la UPV para hacer la matrícula a su hija, que estudia Medicina y Bioquímica. Las tasas ascendían a 1.200 euros. La secretaria le preguntó: «¿Es usted minusválida?». María Jesús dijo que sí. «Pues la matrícula es gratis». Y la madre se quedó de piedra.

Desde 2004, las matrículas para discapacitados y sus familiares son gratis. «Pero la UPV se lo ha callado. La norma apareció publicada en julio de 2004 en el BOPV y nadie se enteró», protesta. Ahora, ha pedido que le devuelvan 4.000 €, por las matrículas abonadas desde 2004. La UPV se ha negado, aduciendo que está fuera de plazo. María Jesús ha recurrido al Ararteko y estudia ir a juicio. Más información en su web: http://dondeestanuestrodinero.blogspot.com.