DGT
Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil GUARDIA CIVIL

La actual Ley de Seguridad Vial está en pleno proceso de reforma e instituciones, partidos políticos, comisiones y entidades del ramo están a su vez volcadas con la proposición de normas y su debate.

Tal y como adelanta ABC, la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados está en proceso de aprobación de Proposiciones no de Ley con medidas que se coordinan con la DGT para que acaben siendo convertidas en ley si hay consenso.

Precisamente la coordinación es una de las cuestiones que se plantean, en este caso entre la DGT y las autoridades sanitarias. Una de las propuestas apunta a que la Dirección General de Salud Pública y la Dirección General de Tráfico estén en contacto.

La idea es que si un médico detecta que uno de sus pacientes, en posesión del carnet de conducir, tiene una lesión o patología que le incapacita para conducir, pueda informar a la DGT, para que ésta retire o suspenda el permiso de conducir.

La medida proviene del grupo parlamentario del PP en el Congreso y ya ha sido aprobada por la Comisión. El texto pone de manifiesto existe un peligro "cuando nuestras capacidades resultan mermadas, mientras el permiso de conducir está vigente". Y hace ver que "nuestro modelo de reconocimiento de capacidades psico-técnicas puede resultar insuficiente para la detección de dichas circunstancias sobrevenidas".

Actualmente es necesario que un conductor con el carnet en vigor (clase B, el más común, para turismos) lo renueve cada 10 años hasta los 65 años de edad, y a partir de ahí cada 5 años. Para el resto de permisos se renueva cada cinco años y después de los 65, cada 3. Para cada renovación se exige una realizar una exploración médica para la remisión telemática del Informe de Aptitud Psicofísica, lo que se conoce como el psicotécnico de conducción.

Sin embargo, los periodos son tan amplios que un conductor al que sobreviniera una lesión o enfermedad que hiciera peligroso el ponerse al volante podría estar muchos años con el carnet en vigor antes de que ésto pudiera detectarse.

Motoristas con chaqueta y calzado obligatorio

Otra de las cuestiones que se están debatiendo es si los motoristas deberían llevar "elementos de protección pasiva" de forma obligatoria. Actualmente sólo es obligatorio el uso de casco, sin que se exija ninguna otra prenda o elemento de seguridad, por lo que de salir adelante esta ley, equipaciones como cazadoras de motorista o calzado apropiado podrían ser obligatorios.