Bruselas y Londres no alcanzan un acuerdo sobre la primera fase del 'brexit'

  • La factura de la separación, los derechos de los ciudadanos y la frontera en la isla de Irlanda son los tres temas que quedan por solventar para terminar la ronda.
  • Jean-Claude Juncker se mostró convencido de que la ausencia de acuerdo "no es un fracaso", sino "el estado de la última ronda de negociaciones".
  • El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, dijo estar "sorprendido" y "decepcionado" por que el Gobierno británico y la UE no hayan logrado un acuerdo.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d), y la primera ministra británica, Theresa May (i).
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker (d), y la primera ministra británica, Theresa May (i).
EFE/ Julien Warnand

La Unión Europea (UE) y el Reino Unido no lograron este lunes alcanzar un acuerdo sobre la conclusión de la primera fase de las negociaciones del brexit, pese a haber llegado a un "entendimiento común" en la mayoría de los asuntos.

"Pese a nuestros mejores esfuerzos y al significativo progreso que nuestros equipos han alcanzado en los últimas días sobre los tres asuntos principales, no ha sido posible llegar a un acuerdo completo hoy", dijo el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, tras un almuerzo de trabajo con la primera ministra británica, Theresa May.

Juncker se mostró convencido de que la ausencia de acuerdo tras casi cuatro horas de almuerzo entre los dos líderes "no es un fracaso", sino "el estado de la última ronda de negociaciones" y dijo confiar en lograr "un acuerdo durante esta semana".

"Ahora tenemos un entendimiento común en la mayoría de asuntos, con solo dos o tres abiertos para la discusión", indicó el presidente del Ejecutivo comunitario, quien agregó que estos asuntos requieren "más consultas, más negociación y más debate".

Además, insistió en que la UE "está preparada para continuar las negociaciones con el Reino Unido en Bruselas más tarde esta semana" de cara a alcanzar un "progreso suficiente" en los asuntos de la primera ronda de negociaciones, que son la factura de la separación, los derechos de los ciudadanos y la frontera en la isla de Irlanda.

En la misma línea, May definió el encuentro como "constructivo", y aseguró que "se ha hecho mucho progreso" y que "en muchos temas hay entendimiento común"."Hemos tenido un encuentro constructivo, ambas partes hemos estado trabajando duro, con buena fe, negociando duro, y se ha hecho mucho progreso y en muchos temas hay entendimiento común", dijo.

Sin embargo, admitió que "en un par de temas las diferencias permanecen", lo que requiere "más negociación y consulta", que esperó retomar "antes del final de la semana". "También confío en que concluiremos esto positivamente", concluyó.

Vardakar, decepcionado por falta de acuerdo

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, dijo este lunes estar "sorprendido" y "decepcionado" por que el Gobierno británico y la UE no hayan logrado un acuerdo sobre la primera fase de las conversaciones del brexit.

Varadkar confía en que se pueda ratificar el acuerdo de la isla en los proximos díasEl jefe del Ejecutivo de Dublín dijo que esperaba que ambas partes hubiesen resuelto este lunes las cuestiones pendientes en la primera ronda de conversaciones que mantienen sobre este divorcio, entre ellas, el futuro del frontera norirlandesa.

Varadkar quiere un compromiso de Londres para que la frontera se mantenga tan abierta como sea posible tras el brexit, antes de pasar en diciembre a la segunda etapa de diálogo, cuando se abordará la relación comercial entre el Reino Unido y la UE.

El taoiseach (primer ministro irlandés) señaló que esta mañana se le confirmó desde Bruselas que su colega británica dio el visto bueno a un texto en el que aceptaba que no habría "divergencias" entre las reglas del mercado único y la unión aduanera que se aplicarán en toda la isla de Irlanda después del brexit.

Según Varadkar, ese principio de entendimiento sigue vigente y confió en que se pueda ratificar en los próximos días, aunque indicó que entiende que May necesita más tiempo para dar el último paso.

Los medios irlandeses divulgaron este lunes el borrador del citado texto, que contempla que Irlanda del Norte se mantenga dentro de los espacios económicos del mercado único y de la unión aduanera para mantener una frontera invisible, clave para los dos economías de la isla y su proceso de paz, protegido por el acuerdo del paz del Viernes Santo (1998).

Choque con DUP

Esta propuesta, no obstante, ha chocado con la posición del probritánico Partido Democrático Unionista (DUP), mayoritario entre la comunidad protestante norirlandesa y socio de May en Westminster, que no quiere ver mermada su relación con el resto del Reino Unido.

Los unionistas creen que ese distanciamiento haría crecer el apetito de los políticos nacionalistas en Irlanda del Norte y en la República de Irlanda por la reunificación de la isla.

Su líder, Arlene Foster, recalcó este lunes que la provincia británica debe abandonar el bloque comunitario en las "mismas condiciones" que todo el Reino Unido.

A este respecto, Varadkar reconoció que "es importante escuchar" al DUP, así como al resto de partidos de Irlanda del Norte, cuyo electorado votó mayoritariamente en contra del  brexit en el referéndum de mayo de 2016.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento