La CUP dice ahora que no descarta presentarse a las elecciones tras pedir su boicot con una "paella insumisa"

Núria Gibert, CUP
Núria Gibert, CUP
EUROPA PRESS

La portavoz de la CUP Núria Gibert ha expresado este domingo el apoyo sin fisuras al Govern, cesado con la aplicación del artículo 155, y si bien ha dicho que "no tenemos ni rey ni virreina", no han descartado presentarse a las elecciones catalanas del 21 de diciembre, decisión que tomará en todo caso su militancia.

En una rueda de prensa para valorar la actualidad política después de un encuentro de concejales y cargos electos de la CUP, Gibert ha sido preguntada sobre si los cuperos aceptarán ir a las catalanas del 21D convocadas por el Gobierno del Estado en aplicación del artículo 155, tras cesar al presidente catalán y sus consellers como respuesta a la declaración de independencia.

"No descartamos presentarnos el 21 de diciembre porque no descartamos nada, y esto lo tiene que decidir la militancia. Pero no avalamos ninguna medida del 155, sólo aceptamos el mandato del 1 de octubre", ha señalado en un mensaje abierto que si bien no rechaza de plano acudir a los comicios, deja claro que ésta será una decisión que tomará la militancia de la CUP.

Los cuperos han apoyado sin fisuras al Govern y al president cesados, el "legítimo de la república", y por contra no reconocen la autoridad del Gobierno del Estado: "Nosotros no tenemos ni rey ni virreina".

Sin embargo, otra diputada de la CUP en el Parlament, Mireia Boya, rechazaba este viernes la convocatoria de elecciones catalanas para el 21 de diciembre y proponía celebrar en su lugar una "paella masiva insumisa".

"El 21 de diciembre paella masiva insumisa. Somos república", exponía en un apunte en Twitter.

Por otro lado, el diputado de la CUP, Albert Botran, manifestaba la semana pasada que su partido se plantearía "boicotear" unas elecciones convocadas por el Estado a través del artículo 155 de la Constitución.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento