Akira
Una escena de la adaptación en anime del clásico 'Akira' (1988) Toho Co.

La discreta acogida, de crítica y público, a la versión con personajes de carne y hueso de Ghost in the Shell o la discutida Death Note producida por Netflix no ha desalentado a las grandes compañías cinematográficas. Hollywood no desiste y ha fijado su mirada en los mangas (cómics) y animes (largometrajes y series de animación) japoneses como fuente de inspiración. El ejemplo reciente más sorprendente ha sido el anuncio de adaptar Your Name (Kimi no Na wa.), un anime que se convirtió en el gran éxito de taquilla del país nipón el pasado año y un título de culto en occidente.

Se trata de una historia romántica en torno a dos adolescentes, ella una chica que reside en un pequeño pueblo y él un muchacho de ciudad. Por un extraño fenómeno, ambos intercambiarán sus cuerpos viviendo con la forma y en el contexto familiar y social del otro durante diversos periodos. Lo fantástico además es que todo ello responde a una anomalía espacio-temporal con un objetivo muy concreto. Lo dirigió Makoto Shinkai y su extraordinario éxito en Japón, e internacional, le ha valido las comparaciones con el maestro Hayao Miyazaki.

El neozelandés Taika Waititi, director de 'Thor: Ragnarok', es el nuevo elegido por Warner Bros para la adaptación del clásico 'Akira' Para una trama de ciencia-ficción y misterio de estas características el director elegido para la versión en acción real hollywoodiense de Your Name ha sido J.J. Abrams, uno de los creadores de Perdidos, y también del afortunado reinicio de las sagas Star Trek y Star Wars. La misma productora de Abrams, Bad Robot, se ha aliado con Paramount para adaptar el anime de la célebre Toho Co. Aún no hay reparto, aunque seguramente los protagonistas tengan rasgos anglosajones en una historia que, en esta ocasión, podría transcurrir en Estados Unidos. Para ponerse manos a la obra, lo que sí hay es guionista, Eric Heisserer, nominado al Oscar por La llegada.

A los clásicos de Disney en accción real les han salido competidores. Otro de los proyectos más ambiciosos es la adaptación de Akira, el famoso manga y posterior anime de Katsuhiro Otomo. Warner Bros lleva más de una década intentando impulsar un proyecto en el que incluso llegó a estar vinculado Leonardo DiCaprio. Las características de la obra, un emblema del ciberpunk con multitud de seguidores, no hacen nada fácil la empresa. Las últimas noticias son que se había puesto en manos del director, actor y cómico neozelandés Taika Waititi —el realizador de Thor: Ragnarok y uno de los artífices del falso documental sobre vampiros Lo que hacemos en las sombras— quien ya ha declarado que no piensa en hacer un "blanqueamiento" étnico y respetará la procedencia asiática de los personajes.

Mucho más avanzada está la producción de Alita: Ángel de combate, el manga y los animes en los que James Cameron estuvo muy interesado en dirigir él mismo. Sin embargo, las cuatro próximas secuelas de Avatar le mantendrán demasiado ocupado. Cameron ejercerá como productor y ha delegado las tareas de dirección en Robert Rodriguez. Su Aelita cinematográfica será Rosa Salazar (vista en El corredor del laberinto o Divergente), y Jennifer Connelly y Michelle Rodriguez le acompañarán en el reparto. Tiene incluso fecha de estreno señalada, el 20 de julio de 2018 en Estados Unidos.

Samuráis, ninjas y titanes

Mangas y animes ofrecen imaginación e historias no exentas de elementos filosóficos y que han funcionado de maravilla. Por ello, la relación de títulos que también podrían ser adaptados no deja de engrosarse. Paramount ha contratado al guionista de Seven, Andrew Kevin Baker, para una primera escritura del posible guion del manga sobre samuráis El lobo solitario y su cachorro, que dio pie a varias series y películas.

Un caso similar será Naruto, el ninja adolescente creado por Masashi Kishimoto. A falta de concretar su reparto, está en preproducción y cuenta con director. Este será el especialista en efectos visuales Michael Gracey y cuyo debut será con otra propuesta muy distinta, El gran Showman, que protagoniza Hugh Jackman —y tiene previsto estrenarse el 29 de diciembre en nuestras salas—.

También en lista está la adaptación de la serie de mangas Ataque de los titanes, con un grupo de jóvenes enfrentándose a unos seres colosales con especial predilección por alimentarse de humanos. Hubo una serie de animación y dos películas japonesas en imagen real, ambas de 2015. Warner Bros adquirió los derechos y el productor David Heyman, de películas tan conocidas como Gravity o de la saga Harry Potter, es quien intenta materializar el proyecto.

Cuatro intentos fallidos de "occidentalizar" mangas y animes en imagen real

Crying Freman: Los paraísos perdidos (1995). Una producción canadiense dirigida por el francés Christophe Gans basada en un manga de cinco volúmenes. Artes marciales y acción que tuvo un estreno limitado y en Estados Unidos ni siquiera llego a los cines.

Speed Racer (2008). Las hermanas Wachowski realizaron una colorista adaptación de la serie de animación japonesa Meteoro. En su reparto Susan Sarandon, Christina Ricci y Emile Hirsch, y un presupuesto de 120 millones de dólares. Fue uno de los grandes pinchazos en taquilla del año.

Dragonball Evolution (2009). Inspirada en el famoso manga y anime de Akira Toriyama, la acción se trasladó a un instituto norteamericano. Fans y seguidores de Dragonball Z la odiaron. Aún está considerada como una de las peores películas del siglo.

Old Boy (2013). Se basó en un manga y la película surcoreana de 2003 dirigida por Park Chan-wook recibió todo tipo de elogios. El remake lo realizó el director afroamericano Spike Jonze, con Josh Brolin como protagonista. Pasó con más pena que gloria. Un filme olvidado.