El Servicio Catalán de la Salud (SCS) ha alcanzado un acuerdo con los servicios jurídicos de la asociación de El Defensor del Paciente para indemnizar con 100.000 euros a un vecino de Chantada (Lugo) que quedó ciego del ojo izquierdo tras una intervención en el Hospital Clínic de Barcelona.

El paciente fue transferido al Clínic desde el Hospital Xeral-Cies de Vigo
Según informó hoy El Defensor del Paciente J.D.J., de 26 años, fue remitido a Barcelona por servicios médicos del Hospital Xeral-Cies de Vigo para una intervención endoscópica nasal con el fin de taponar una fístula de líquido cefaleo-raquídeo.

El paciente fue intervenido por el servicio de otorrinolaringología del Hospital Clínic de Barcelona el 3 de junio de 2002, objetivándose al despertar de la anestesia una ceguera total del ojo izquierdo y parcial del ojo derecho.

Perdió visión en el ojo izquierdo

El día después de la operación, J.D.J. recuperó la visión del ojo derecho, pero no la del izquierdo, que quedó con ceguera irreversible, según los servicios de oftalmología del Clínic. El Defensor del Paciente resaltó que en el consentimiento informado que firmó el paciente antes de la operación, la ceguera no estaba prevista ni como riesgo típico, ni probable, ni personalizado.

El perito médico del caso señala que en la técnica utilizada con el paciente el riesgo de ceguera incluso bilateral era factible al realizarse cerca del quiasma óptico, donde se juntan los dos nervios ópticos.

J.D.J. remarcó que, si bien no recuperará la visión de su ojo izquierdo, estaba "satisfecho" porque pudo demostrar que "tenía razón" con la reclamación.

En su opinión, que se reconozca sin llegar a juicio es todavía más relevante para su dignidad personal.