Las labores de extinción han permitido reducir a 21, desde los 35 que se contabilizaban en la mañana de este lunes, el número de incendios forestales registrados en el Principado de Asturias, ha informado el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

Además, el operativo, en el que trabajan unos 400 efectivos, ha logrado reducir de siete a tres los incendios cuya extinción es prioritaria: Fondos de Vega (Degaña) y Seroiro (Ibias), ambos cerca de la Reserva de la Biosfera de Muniellos, y Corondeño (Allande).

La mejora de la situación también ha permitido regresar a sus casas a los más de cincuenta vecinos que anoche fueron evacuados de tres pequeñas localidades de Cangas del Narcea -Larón, La Viliella y Gillón-,  así como reabrir al tráfico la carretera AS-15, una importante vía para la comarca del suroccidente que se encontraba cortada desde primera hora entre los puntos kilométricos 81 y 90.

La intensa humareda generada por los propios incendios y las condiciones meteorológicas han complicado notablemente las tareas de extinción tanto por tierra como por aire, ya que tan sólo uno de los helicópteros de Bomberos del SEPA ha conseguido llegar y trabajar en Tabladiello, Cangas del Narcea.

Al operativo de extinción se sumarán a lo largo de esta jornada 150 efectivos más de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que ya había desplegado en la región a medio centenar con un total de 12 autobombas.

Por su parte, el Real Oviedo ha suspendido los entrenamientos que el club tenía previstos para hoy debido a la recomendación que ha hecho llegar el Servicio de Emergencias del Principado, que ha instado a la población a "limitar la actividad física en el exterior".

También desde el ámbito deportivo, el piloto asturiano Fernando Alonso ha reclamado "leyes más duras" para los causantes de los incendios forestales.

Consulta aquí más noticias de Asturias.