Bolsa de Madrid, Ibex 35, parqué
Parqué de la Bolsa de Madrid. EUROPA PRESS

La fractura territorial que puede estar dibujándose en España por el referéndum ilegal celebrado en Cataluña este domingo y por la acción de las fuerzas de seguridad para tratar de impedirlo, está teniendo efectos en los mercados por el temor de los inversores.

El Ibex 35 ha perdido este lunes un 1,21%, lo que ha llevado al selectivo a situarse al cierre en 10.255 enteros. Una caída que se desmarca del resto de parqués europeos que sí clausuraron sus jornadas con subidas: París avanzó un 0,39%, Milán un 0,51%, Londres un 0,90% y Francfort un 0,58%.

Casi todos los valores cotizan en terreno negativo. Las acciones de las entidades bancarias son las que acumulan una pérdida mayor y, entre ellas, destacan CaixaBank y Sabadell, ambas de matriz catalana. Los títulos del Sabadell pierden un 4,5% y los de CaixaBank un 4,4%. Ambas acumulan ya una depreciación superior al 10% desde este verano. Bankia también pierde un 3,4%, BBVA un 2,3% y Santander un 1,6%.

¿Por qué está cayendo la Bolsa española?

"Por el nerviosismo del mercado con la crispación política en España", explica Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank. "Este recelo ya se había dejado notar en septiembre, cuando el Ibex se mantuvo plano mientras la renta variable europea acumulaba una subida del 4%". Daniel Pina, analista de ActivTrades, observa por su parte "divergencias" con el resto de parqués europeos por "la incertidumbre del proceso independentista en Cataluña".

¿Y por qué este castigo a la banca?

"Un empeoramiento de la economía catalana y española podría derivar en una mayor morosidad bancaria, algo que afectaría especialmente a las entidades financieras", explica López-Gálvez, que no descarta un futuro proceso de  retirada de depósitos por los clientes de Caixabank y Sabadell si coge peso la idea de un referéndum pactado.

¿Y el resto de las empresas con sede en Cataluña?

Caen de forma más moderada. Firmas como Gas Natural, Abertis o Grifols tienen sus ingresos más diversificados  y no dependen tanto del ciclo económico del país. Esta última, por ejemplo, obtiene el 65,8% de la facturación de vender sus hemoderivados a Estados Unidos y Canadá. "Estas empresas podrían trasladar su sede a otra autonomía para evitar la inseguridad jurídica que produciría un referéndum", dice López-Gálvez.

¿Qué otros daños está produciendo a la economía española?

Por ejemplo, vuelve a aparece el fantasma de la prima de riesgo. Los inversores son miedosos con la inestabilidad de los países y Cataluña supone el 19% del PIB español, así que el bono a diez años ha escalado este lunes al 1,62% (su nivel más alto desde julio) y la prima de riesgo a 124 puntos, diez más que el viernes. Standard & Poor's mantuvo el viernes la nota de España (BBB+ con perspectiva positiva) pero avisó que la "tensión" con Cataluña podría lastrar el crecimiento. El Banco de España también calificó la "incertidumbre" del proceso soberanista como un riesgo para la confianza.

¿Y por qué cae el euro?

La moneda única se ha depreciado a 1,1735 dólares tras abrir a 1,1816. "Está perforando los mínimos de la semana pasada y el soporte situado en 1,1750, dos señales de que podría continuar cayendo", añade Pina. La pérdida de valor del euro frente al billete verde tiene dos causas. La primera, que la independencia catalana supondría un golpe para la cuarta mayor economía de la eurozona después de Alemania, Francia e Italia. Y la segunda, "que sentaría un precedente para otras regiones europeas que reivindican su autonomía y rompe la idea de una Europa más unida en el momento en que se recuperaba la confianza en el proyecto comunitario", dice López-Gálvez.