El conseller de la Presidencia, Jordi Turull, facilitó pasada la media noche del domingo los datos del recuento de votos llevado a cabo por la Generalitat en el referéndum ilegal del 1-O, en el que se contabilizaron 2.262.424 papeletas del 'sí' a la independencia de Cataluña, lo que sería un 90% de las papeletas.

Desde el International Press and Broadcasting Center, Turull dio por buena la votación pese a las alteraciones sufridas durante la jornada del domingo en la que se modificó el sistema de votación a 45 minutos de abrirse los colegios — permitía votar sin verificar la identidad de los votantes de forma telemática (se denunciaron votos duplicados en algunos colegios) y considerar como válidos los votos sin sobre—, por el "marco de excepcionalidad" en el que se celebró la jornada.

El portavoz del Govern aseguró que, a parte de las 2.262.424 papeletas computadas —no personas—, hay que tener en cuenta que 400 colegios electorales fueron "cerrados o precintados", o bien la policía requisó urnas y material electoral.

Proclamación de independencia

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció, en su intervención previa al recuento que en los próximos días "trasladará" al Parlament los resultados para que, si el 'sí' es mayoritario, tal y como arrojan los datos del recuento llevado a cabo por el Govern, aplique el procedimiento previsto en la ley del referéndum para proclamar la independencia.

Según el artículo 4.4 de la ley del referéndum, aprobada por el Parlament y suspendida por el Tribunal Constitucional, si el 'sí' a la independencia sale vencedor, el Parlament, "dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados por parte de la Sindicatura Electoral, celebrará una sesión ordinaria para efectuar la declaración formal de la independencia de Cataluña".

El censo catalán es de 5.313.000 personas y se contabilizaron 2,2 millones de papeletas, un 42% del censoEl Gobierno catalán reconoció a primera hora que no podía celebrar su referéndum de independencia tal y como había planeado y, por sorpresa, anunció un censo universal y la posibilidad de votar aunque fuera sin sobre, con papeletas impresas en casa, urnas que cambiaban de colegios y sin aclarar el proceso de recuento, incumpliendo así su propia Ley del Referéndum, suspendida por el TC.

Teniendo en cuenta el censo de 5.313.000 personas y las 2.262.424 papeletas, la participación sería del 42%, aunque el Govern no ha ofrecido un porcentaje concreto porque ha subrayado que han habido "votos robados", urnas retiradas por la policía y 400 centros cerrados que han alterado resultados.

El conseller de Presidencia ha considerado, así, que sin esa "situación excepcional" se podría haber llegado al 55%" de participación. Faltarían aún 15.000 votos por contabilizar y las papeletas de los catalanes en el exterior. Asimismo, Turull ha negado contactos con el Gobierno: "Las únicas noticias de la Moncloa han sido golpes de porra", ha subrayado.

"Vergüenza y violencia"

Por su parte, el vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, señaló que Cataluña "ha demostrado su desconexión ante un Estado profundamente autoritario", por lo que ha considerado que se ha "ganado el derecho de poder constituirse en república si así lo decide el Parlament".

Seremos consecuentes con el mandato democrático"Queremos agradecer a los ciudadanos que han hecho posible esta jornada electoral tan dolorosa, pero en la que, al mismo tiempo, han demostrado su voluntad y perseverancia", ha añadido. "Seremos consecuentes con el mandato democrático que los ciudadanos nos han encomendado", ha afirmado Junqueras, que ha remarcado también que el Govern "trasladará los resultadosal Parlament, que es a quien le corresponde la decisión" sobre la declaración unilateral de independencia.

Por su parte, el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, ha instado a Europa a escoger entre la "vergüenza y violencia" del Estado o la "dignidad y democracia" de Cataluña. El titular de Exteriores ha aseverado que han habido "muestras de apoyo, acompañadas de indignación", de diferentes actores internacionales de "enorme relevancia política", sin mencionar nombres.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.