El Govern cambia por sorpresa el sistema de votación en el 1-O

Las urnas y papeletas para la votación del 1-O suspendida por el TC han llegado a los locales.
Las urnas y papeletas para la votación del 1-O suspendida por el TC han llegado a los locales.
EFE

El Gobierno de la Generalitat implantó por sorpresa este domingo, una hora antes de la apertura de los colegios, un nuevo sistema de votación utilizando un censo universal de 5,3 millones de catalanes que podrían depositar su voto en cualquier colegio de Cataluña y no sólo en el colegio asignado electoralmente, incluso aunque esta acción se llevase a cabo sin sobres y con papeletas imprimidas en casa.

El conseller de la Presidencia, Jordi Turull, aseguró esta mañana que el Govern "ya está en condiciones de afirmar" que podría celebrarse un referéndum "con garantías", anque horas más tardes, el Ministerio de Interior informó de que tomó las medidas necesarias para deshabilitar el sistema informático que permitía el acceso al censo, por lo que no existía posibilidad física de comprobar los datos de identidad del votante con los datos.

Desde el International Press and Broadcasting Center, habilitado en Barcelona para hacer el seguimiento informativo de la jornada del 1-O, Turull y el conseller de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, comperacieron para anunciar los detalles logísticos del referéndum que el Govern quiere celebrar pese a la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional (TC).

Con la medida del censo universal, el Govern pretende facilitar la votación a todas aquellas personas cuyo local asignado se encuentre precintado por orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Con esta medida, se preveía recoger los datos de los votantes a través de un sistema informático que evitara que una persona pudiera votar en más de una ocasión. Turull explicó que, en cualquiera de los puntos de votación que se abrieran a partir de las 9.00 horas, se podría votar con el DNI, indistintamente de si es el colegio electoral que corresponda por empadronamiento.

En las mesas abiertas habrá un sistema electrónico que permitirá, en primer lugar, consultar un "censo universal", para comprobar si el votante está en él y si no ha votado antes; acto seguido será incluido en el habitual registro de votantes en papel que se usa en los comicios electorales, ha explicado.

Turull ha admitido que esto "hará más lento" el proceso pero garantizará que "todo el mundo podrá votar".

El conseller de Presidencia garantizaba que habría papeletas y urnas en todos los centros que estuvieran abiertos, aunque ha avisado de que no en todos habrá sobres. Pero el Govern ha autorizado que se pueda votar sin sobres: bastará con introducir la papeleta doblada y la urna traslúcida "garantiza el secreto de voto", ha explicado el portavoz del Govern.

También se puede votar con las papeletas que habrá en los puntos abiertos y con las que puedan llevar impresas los ciudadanos, siempre que sean "de acuerdo con el formato oficial".

"73% de las mesas operativas"

Según el conseller de Presidencia "el 73 % de las mesas electorales están abiertas y están funcionando", porcentaje que corresponde a 4.561 mesas.

El conseller ha pedido "serenidad" y ha indicado que, aunque se vean "imágenes de la época de blanco y negro" en algunas actuaciones policiales contra centros de votación, ha subrayado que "la mayoría de colegios están funcionando" pese a la suspensión del Tribunal Constitucional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento