Sobre las doce y veinte de la noche, la Ertzaintza ha sido alertada de golpes procedentes de una lonja situada en Trapagaran y de cómo dos individuos habían salido huyendo del lugar.

Una patrulla de protección ciudadana se ha personado en el lugar y ha confirmado que una cristalera del local, compartido por jóvenes, estaba fracturada. Aparentemente, los autores no habían llegado a acceder al interior. Los ertzainas han iniciado una inspección por las inmediaciones y han localizado a un individuo que, ante la presencia policial, ha arrojado una mochila a unas jardineras.

Después de comprobar que dentro de la misma portaba una piqueta y que coincidía con la descripción física de uno de los implicados, se ha procedido a su detención. La Ertzaintza mantiene abierta la pertinente investigación para tratar de identificar al segundo supuesto participante en este robo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.