Londres presiona al embajador de Sudán para que se libere a la profesora detenida

  • Fue detenida el domingo por llamar Mahoma a un oso de peluche.
  • El embajador sudanés se ha reunido con el ministro de Exteriores.
  • En Jartum, Gibbons ha tenido que responder ante el tribunal.
Varios ciudadanos sudaneses leyendo en el periódico la información sobre la profesora detenida.
Varios ciudadanos sudaneses leyendo en el periódico la información sobre la profesora detenida.
Mohamed Nureldin Abdalla / REUTERS
El Gobierno británico transmitió al embajador sudanés en Londres, Omer Siddig, su preocupación por la detención e imputación de la maestra Gillian Gibbons, que

El ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, comunicó además al diplomático, al que convocó al
Foreign Office, la convicción de su Ejecutivo de que
se trata de "un malentendido inocente".
Estoy muy satisfecho de poder discutir la detención de la señora Gibbons
"Estoy muy satisfecho de haber tenido la oportunidad de discutir la detención e imputación de la señora Gibbons con el embajador. Le expliqué que
estamos muy preocupados por el caso", dijo el jefe de la diplomacia británica en un comunicado tras la reunión.

"El embajador sudanés
se comprometió a que nuestras preocupaciones serían transmitidas a Jartum al más alto nivel. Dijo también que haría llegar a Jartum el auténtico respeto por la religión islámica que hay en este país", añadió Miliband, quien antes de la reunión confió en que el "sentido común" prevalezca en este caso.

Gibbons ante el tribunal

Mientras tanto, en Jartum, Gillian Gibbons ha tenido que comparecer ante el tribunal tras ser acusada de ofender a la religión e incitar al odio religioso por permitir que sus alumnos de primaria le pusieran el nombre del profeta Mahoma (Mohamed en árabe) a un oso de peluche.

De ser encontrada culpable, la pena contra la docente puede ser de seis meses de cárcel, cuarenta latigazos o una multa.

De acuerdo con la BBC, unos veinte agentes llevaron a la maestra al interior del edificio judicial, al que pudieron entrar también, tras una negativa inicial, funcionarios de la Embajada británica y representantes legales de Gibbons.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento