Carles Puigdemont
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, entrevistado por Jordi Évole. LaSexta

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, insistió en que se celebrará un referéndum en Cataluña el primer día de octubre pese a la suspensión por el Tribunal Constitucional -al que negó estar desobedeciendo-, cuyo resultado "se va a aplicar", y ha descartado la convocatoria de elecciones anticipadas.

En una entrevista en La Sexta, en el programa Salvados, de Jordi Évole, Puigdemont defendió que, pese a las actuaciones judiciales y policiales para suspender la consulta y desmantelar su logística, habrá censo, vocales y presidentes de las mesas electorales. Ha añadido que lo que no habrá "sin lugar a dudas" es juego sucio.

Puigdemont reconoció que la consulta que promueve la Generalitat no tiene todos los "ingredientes" que le gustaría, pero sí cuenta, a su juicio, con los "necesarios". Eso sí, asumió que el "ingrediente ideal es que el referéndum sea pactado con el estado español".

En cuanto se conozca el resultado, indicó el presidente de la Generalitat, reunirá a su gobierno, escuchará al parlamento y verá qué decisiones tomar. Explicó, además, que "ahora" no está encima de la mesa del gobierno catalán hacer una Declaración Unilateral de Independencia.

Además, el presidente catalán acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de rehusar hacer política e intervenir la autonomía "por la puerta de atrás, vulnerando la Constitución y no dando la cara".

Explicó que no ha recibido llamadas de mandatarios europeos apoyando la consulta

Relató que no ha recibido llamadas de mandatarios europeos apoyando la consulta, a lo que ha agregado que ni su equipo la ha buscado ni cree que se vayan a producir.

El presidente catalán calificó de error el haber creído durante "demasiado tiempo" que era posible el entendimiento con el Gobierno español, así como haber alcanzado el pacto del Majestic con el PP.

También apuntó que ha aportado dinero para la fianza que el Tribunal de Cuentas exige al expresidente Artur Mas: "Hemos hecho una derrama unos cuantos (...) para poder ayudar".

Personalmente, Puigdemont explicó que ve "difícil" que salga adelante una moción de censura a Mariano Rajoy auspiciada por PSOE, Podemos y fuerzas nacionalistas.

A la pregunta de si teme ser detenido, reconoció que no le gustaría. "Bueno, el fiscal general creo que aventuró esta posibilidad... No me gustaría. Si tiene que pasar, vamos a hacer frente a la situación", ha recalcado antes de zanjar que considera que no sería "una buena idea".

"Aplico la ley catalana"

Ante la pregunta de Évole de si es consciente de que está vulnerando la ley española, Puigdemont fue contundente: "Estoy aplicando la ley catalana". Asimismo, tiene claro que intentar rebajar la tensión sería "rendirse", o lo que es lo mismo, "acabar mal".

También explicó que sistema se aplicará en las mesas electorales del referéndum: "El primero que llegue al centro de votación será el presidente de la mesa, y los demás vocales".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.